Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España tiene el pan más caro que la media europea, pero el alcohol más barato

Un informe de Eurostat muestra que los precios llegan a duplicarse entre los países miembros

El precio medio del pan y los cereales en España son más caros que en el resto de Europa, mientras que la carne, la leche, el queso o el alcohol y el tabaco son más baratos, según un estudio publicado este viernes por Eurostat. Estos datos indican que la cesta de la compra cuesta, por lo general, un 7% menos que la media de lo que supone comprar los mismos productos en la UE.

Eurostat indica que los precios de una cesta comparable de alimentos y bebidas no alcohólicas formada por unos 500 productos varían más del doble entre el Estado donde son más caras y donde son más baratos. En concreto, el nivel más elevado se registró el pasado año en Dinamarca, donde alcanzó el 143% de la media europea, seguido de Suecia (124%), Austria (120%), Finlandia (118%) y Luxemburgo (116%). Por el contrario los más bajos fueron los de Polonia (61%), Rumanía (67%), Bulgaria (68%) y Lituania (77%).

Por productos, en el caso del pan y los cereales, los precios se movieron desde el 57% de la media europea de Bulgaria al 159% de Dinamarca; en el de la carne, desde el 55% de Polonia hasta el 132% de Dinamarca y Austria, y en el de la leche, el queso y los huevos, desde el 63% de Polonia al 141% de Chipre.

En el caso de España, donde la cesta se situó en 2012 en el 93% de la media comunitaria, los precios de pan y cereales alcanzaron el 111% de la media europea, lo que fue compensado por los precios de la carne (83%) y la leche, queso y huevos (95%).

Por otro lado, la estadística muestra que el nivel de precios de las bebidas alcohólicas varió desde el 67% de Bulgaria o el 75% de Rumanía, hasta el 175% en Finlandia o el 162% en Irlanda. España registraba el quinto nivel más bajo de precios, ya que se situaron en el 87% de la media europea. Asimismo, los niveles de precios del tabaco eran cuatro veces más elevados en el país más caro que en el más barato. En concreto, los más bajos se registraron en Hungría (52%), Lituania (55%) y Bulgaria (57%), y los más altos en Irlanda (199%), Reino Unido (194%) y Suecia (132%). En España, los precios del tabaco se situaron en el 83% de la media europea.