China frena la liquidez al sistema financiero

El tipo del interbancario toca el 30% en medio de crecientes datos de desaceleración económica

Imagen del distrito financiero de Hong Kong.
Imagen del distrito financiero de Hong Kong. Jerome Favre (Bloomberg)

Los mercados financieros en China se encuentran sometidos a una restricción de liquidez sin precedentes, tanto que en algunos momentos de la cotización a lo largo del día los tipos de interés del interbancario a un día han llegado a tocar el 30%, informa Bloomberg. Al cierre del mercado, los tipos a un día se han situado en el 12,37%, 500 puntos básicos por encima del cierre anterior, y el tipo de redescuento a siete días, que mide la disponibilidad de financiación de los bancos, ha subido 270 puntos básicos hasta el 10,77%.

Estas fuertes subidas de los tipos de interés se explican por la decisión del banco central de China de no inyectar liquidez en el sistema, en lo que aparece como un punto de inflexión de la política monetaria que venía desarrollando la entidad. Las autoridades de Pekín temen que la fuerte expansión del crédito, que está creciendo a ritmos del 22% al 23% en lo que va de año, derive en una burbuja de activos incontrolable que amenace el crecimiento, como ha sucedido con la crisis financiera global. "El Gobierno chino está centrado en el cambio de modelo para llevar el crecimiento a niveles sostenibles. Tienen mucho miedo a la burbuja inmobiliaria y temen un pinchazo que pueda desestabilizar el sistema", asegura Estefanía Ponte, de Cortal Consors.

Para Mark Williams, economista jefe para Asia de Capital Economics, "la tolerancia del banco central con el crunch de liquidez es una evidencia de esa decisión [a cambiar el modelo de crecimiento]. Pero al menos alguien en Pekín debe estar evaluando los beneficios de aplicar estímulos a la economía", señala en una nota a clientes.

El Gobierno teme que , con el crédito creciendo al 22%, le estalle una burbuja inmobiliaria

Los bancos han pagado este jueves un 6,5% en una subasta de depósitos a seis meses llevada a cabo por el Ministerio de Finanzas, la más alta desde marzo de 2012 y después del 4,8% registradop en la subasta anterior del 23 de mayo. Algunos analistas advierten que las consecuencias de una restricción financiera son difíciles de prever dada la complejidad del sistema bancario chino, donde el denominado sistema financiero en la sombra tiene un importante peso en la economía.

La restricción crediticia coincide con la publicación de diversos datos que constatan la creciente desaceleración de la economía, lo que a su vez aumenta los riesgos de una mayor morosidad bancaria. El índice PMI de actividad en la industria cayó en mayo del 49,2 al 48,3, un dato peor de lo previsto por los analistas y que siempre que se sitúe por debajo de 50 apunta una contracción de la actividad del sector. Si este primer dato se confirma, "hay crecientes razones para esperar un crecimiento del PIB en el segundo trimestre menor al previsto. Aunque las autoridades están más preocupadas por el estado del mercado de trabajo que por el dato del PIB, el continuo deterioro del componente de empleo del dato de actividad industrial es un síntoma de preocupación", admite Williams, de Capital Economics.

La economía china creció un 7,7% en el primer trimestre, desde el 7,9% con que terminó el 2012, y el gobierno ha fijado el objetivo para el conjunto del año entre el 7,5% y el 8%, aunque los analistas apuestan ahora por la parte baja de esa banda. "Si la desaceleración del crecimiento llega hasta el 6,5% como ha pasado en algunos momentos de la crisis, entonces sí sería preocupante pero por ahora no vemos un movimiento tan brusco en nuestro escenario", subraya Ponte.

 

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS