El Banco Mundial espera un menor crecimiento global del anticipado

El organismo mejora levemente la previsión de EE UU y empeora la de la Unión Europea

A comienzos de mes, Christine Lagarde advertía de que la economía global se frenaba de nuevo. La directora gerente del Fondo Monetario Internacional no dio cifras concretas. Ahora el Banco Mundial, la institución hermana, pone nuevos números sobre la mesa. Su proyección es de una expansión ligeramente inferior de la anticipada a comienzos de año, del 2,2% este ejercicio, que repuntaría al 3% en 2014 y al 3,5% en 2015.

La última estimación del Fondo que hizo de cara a la pasada cumbre de primavera auguraba un crecimiento del 3,3%. La explicación que da el Banco para apoyar su cálculo es simple. Por un lado admite que los riesgos en las economías avanzadas se redujo, pese a la contracción en la zona euro. La pega llega más bien del lado de los países emergentes.

Es algo que indicó también Lagarde. En este sentido, habla de cuellos de botella en el crecimiento de Brasil, India, Rusia, Sudáfrica y Turquía. Considera difícil que pueda lograrse el ritmo de expansión previo a la crisis si no se adoptan reformas. También señala una moderación de la actividad económica en China, por las medida adoptadas por Pekín para reequilibrarla.

El Banco Mundial calcula así que los países emergentes, los motores del crecimiento global, crecerán a un ritmo del 5,1% en 2013, para repuntar al 5,6% el año próximo y quedarse estable en el 5,7% en 2015. En el caso de América Latina y Caribe será del 3,3% este año. Es más débil que sus pares pero mejor que el 1,2% que se proyecta para los países con las rentas más altas.

Para EE UU el organismo proyecta ahora un crecimiento del 2%, una décima más de lo previsto. Esto va en línea con lo que esperan los analistas. No pasa lo mismo con la zona euro, que de una contracción del 0,1% la agrava ahora al 0,6% y habla además de un incremento del paro

Como lamentaba Lagarde desde el FMI, los economistas del Banco Mundial señalan que la mejora en los mercados financieros no se está viendo en la economía real, donde los efectos de la crisis se están prologando más de lo que se esperaba. En este contexto de modesto crecimiento, preocupa que la Reserva Federal y otros bancos centrales procedan a retirar los estímulos.

De nuevo, como se señaló de cara a la pasada cumbre semestral en Washington, el futuro de los países emergentes dependerá de cómo se comporten los flujos de capital que ahora llegan a esas economías buscando oportunidades de inversión que no encuentran en el mundo desarrollado. Por eso repite que deben hacer reformas estructurales y a elevar los niveles de productividad.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción