Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mutua Madrileña gana un 5,7% más y prepara su entrada en Colombia

La aseguradora afirma que llevará a cabo su expansión internacional sin endeudarse

La sede de Mutua Madrileña, en el paseo de la Castellana de Madrid.
La sede de Mutua Madrileña, en el paseo de la Castellana de Madrid.

Mutua Madrileña ganó en 2012 189 millones de euros, un 5,7% más que en el año anterior, mientras que los ingresos por primas ascendieron a 3.648 millones de euros, un alza del 4,8%. En palabras del presidente del grupo, Ignacio Garralda, "la cifra da una satisfacción doble: por una parte, por haber superado el beneficio del año pasado, y por otra por haberlo conseguido operando exclusivamente en el mercado español". Pero la aseguradora madrileña es consciente de que "va a ser difícil" repetir estas cifras en 2013, por lo que ha iniciado ya movimientos para dar su primer salto al exterior, "siempre con un socio local", entrando en el mercado colombiano.

Garralda ha considerado que Colombia "es el país más indicado por su tamaño" para una empresa de las características de Mutua Madrileña, aunque también se ha considerado entrar en Perú y México. El presidente de la aseguradora ha asegurado que la empresa no necesitará endeudarse para su expansión al exterior. La mutua, ha afirmado Garralda, tiene activos por 2.400 millones de euros en inversiones financieras que bastarán para dar el salto. "Tenemos la despensa bastante llena", ha indicado. La aseguradora apunta que la ausencia de deuda es uno de los pilares de su solvencia, que según sus cifras es la mayor del sector en España.

El presidente de Mutua Madrileña ha contrastado la pujanza de la aseguradora con la situación delicada de los seguros en España. "El sector está adelgazando con una dieta muy severa". La empresa quiere aprovechar la debilidad de sus rivales para engordar su cuota de mercado, un objetivo que Garralda considera prioritario: "Si hay que escoger entre rentabilidad y cuota de mercado, vamos a elegir cuota de mercado", ha repetido en varias ocasiones. "La rentabilidad la buscaremos en otro lado, incluso fuera de España". El objetivo es convertirse, ya este primer trimestre, en la segunda mayor aseguradora de automóviles del país, superando a Allianz.

Es el sector del seguro de automóvil, tradicionalmente el pilar del grupo (fundado como Mutua Madrileña Automovilista), el que muestra los peores resultados. La línea de negocio fue la única del grupo en la que las primas cayeron en 2012, un 0,8%, mientras que la siniestralidad cerró el ejercicio en un 82,4%, por encima de la media del sector. Garralda ha justificado la cifra por los malos datos del sector (donde las primas se han reducido en un 5,9%) y porque las mejores condiciones comerciales que ofrece la empresa a sus mutualistas hacen que "usen más a menudo los servicios que ofrecemos".

En todo caso, ha afirmado Garralda, la "mayor eficiencia operativa y menores gastos de explotación" permiten que la empresa tenga un menor ratio combinado que la media del sector y permita mantener su modelo de negocio, basado en la "calidad del servicio". El presidente de la Mutua reconoció que el auge de los comparadores de seguros, "que solo muestran el precio", ponen a la empresa en desventaja frente a otros rivales que pueden ofrecer primas menores, pero que "el buen servicio prestado" hace que los clientes sean mucho más fieles que los de la competencia. El grupo cerró el ejercicio con ocho millones de clientes, cuatro veces más que en 2008.

Parte de esos nuevos clientes llegaron tras la compra del 50% de Adeslas a La Caixa por parte de Mutua Madrileña en enero de 2011, la mayor adquisición de la historia de la Mutua. Esa operación le ha salido muy rentable a la aseguradora: el líder del sector de seguros de salud en España (con una cuota de mercado del 27%, casi diez puntos por delante de su inmediato rival, Sanitas) ya responde de más de la mitad de las primas del grupo y del 31% de su beneficio consolidado. El alza de los ingresos del grupo responde mayoritariamente al incremento de las primas de Segurcaixa Adeslas, que crecieron un 7,3%, mientras que las del resto de líneas de negocio crecieron un parco 0,1%. Los buenos resultados de Adeslas también ayudan a Caixabank, el otro socio, que se embolsará 58,9 millones en beneficios.