Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno español cree que este caso “no es extrapolable”

El PSOE lo considera un grave error y un castigo injusto a los ahorradores

El Gobierno español considera que el rescate europeo a Chipre es resultado de un “buen acuerdo” que “no es extrapolable a ningún otro país”. “Es un buen trato porque resuelve el problema de Chipre”, han señalado desde el Gobierno, y han añadido que es un “mensaje muy claro” sobre la estabilidad y sostenibilidad del euro.

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem ya ha dejado claro que es un acuerdo “específico” para Chipre porque tiene una situación “muy compleja” y un sector bancario “sobredimensionado”. “Por eso esta situación no es extrapolable a ningún otro país”, añaden fuentes del Gobierno español citadas por Efe.

Las fuentes del Ministerio español de Economía han señalado que en absoluto se puede hablar de “corralito lo único que se va a retener es el impuesto correspondiente hasta el lunes y la gente va a poder mover su dinero libremente”.

"Es una muestra del mal diseño de la unión monetaria y bancaria europea", dice Gómez

Sin embargo, el portavoz de Economía y Empleo del PSOE en el Congreso de los Diputados, Valeriano Gómez, se mostró en total desacuerdo con lo pactado por el Eurogrupo. Gómez criticó el impuesto sobre los depósitos bancarios en Chipre porque “este no es el camino que debe recorrer Europa” para recuperarse de la crisis. “Lo valoro muy negativamente”, manifestó durante una rueda de prensa en la sede del partido en Ferraz, en la que ha denunciado que la medida supone “una muestra más de la insuficiencia del diseño de unión monetaria, bancaria y financiera” porque los ciudadanos “van a sufrir un recorte en sus propios ahorros”.

En este sentido, aseguró que para los chipriotas que tienen sus ahorros en entidades financieras “no será seguro una buena noticia” el hecho de tener que pagar una tasa del 6,75% sobre los depósitos de hasta 100.000 euros y de 9,9% en los que superen esa cantidad. El impuesto sobre los depósitos bancarios es una de las condiciones acordadas por el Eurogrupo tras más de diez horas de negociaciones para conceder a Chipre una ayuda financiera de hasta 10.000 millones de euros.