Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Entre los tres peores de la Eurozona

Solo Chipre e Irlanda superan a España en subida de la deuda en 2012

Fuente: Eurostat
Fuente: Eurostat

Se ha repetido miles de veces desde que comenzó la crisis: la deuda pública española con relación al producto interior bruto (PIB) está por debajo de la media europea y muy lejos de otros países serios como Alemania. Pero la posición española en el ranking del pasivo no ha dejado de escalar posiciones respecto al resto de la Eurozona y ya es perfectamente plausible que alcance o incluso supere ese promedio. Entre el tercer trimestre de 2011 y el mismo periodo de 2012, último dato cerrado comparable, España es el tercer país que más aumentó su deuda (10,7 puntos porcentuales de PIB), solo superada por dos países rescatados por la UE: Chipre (17,4 puntos porcentuales) e Irlanda (13,4 puntos), según la oficina estadística europea (Eurostat).

Con los últimos datos de diciembre, el incremento de España alcanza los casi 15 puntos porcentuales (69,3% de 2011 al 84% de 2012), lo que hace posible superar a Irlanda en función de sus datos del cuarto trimestre.

España va camino de superar la media europea de deuda en unos años

“No nos podemos comparar con la media europea en deuda porque el nivel de pasivo soportable para un país no es el mismo que el de otro, varía en función de las características de su economía y España, por sus rasgos, debe quedar por debajo de la media”, alerta Javier Andrés, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Valencia.

La economía española es especialmente volátil con relación a a otros vecinos europeos —suele caer más durante la crisis y subir más en la bonanza—, con lo que la deuda también experimenta fuertes oscilaciones. Además, como advierte Andrés, el envejecimiento de la población indica un incremento de gasto a futuro debido a los compromisos por gastos de pensiones y servicios sanitarios. “Saldremos de esta crisis con a una deuda de más del 90% del PIB”, sostiene el catedrático.

¿Superará la media europea?

La cuestión es si llegará e incluso superará la media de la Eurozona. La brecha entre una y otra no ha dejado de estrecharse desde que comenzó la tormenta financiera, que ha conllevado una nacionalización de parte de las deudas privadas. En 2007, el lastre en España era casi la mitad del europeo, 36% sobre el PIB frente al 66%. Al cierre del tercer trimestre, solo distan 13 puntos porcentuales: 77,4% frente al 90%.

Si la deuda de la eurozona se estabiliza antes y la española sigue al alza, el sorpasso es probable. “Este año no ocurrirá, pero en 2015 es posible que llegue o incluso la supere”, opina Antonio García Pascual, economista jefe de Barclays. El servicio de estudios de esta entidad calcula que la deuda española alcanzará el 91% del PIB en 2013 y en 2015, mientras la eurozona ya habrá conseguido estabilizar su pasivo, según estos pronósticos, la española rondará el 95%, con lo que ya podría estar por encima del promedio de la unión monetaria.

La buena noticia es que ese año podría convertirse en el techo a partir el cual volverá a decrecer, ya que para ese ejercicio Barclays espera un superávit primario (sin contar los intereses de la deuda) del 0,9% para la economía. Para Emilio Ontiveros, presidente de Analistas Financieros Internacionales (AFI), “cuanto más tardemos en recuperar el crecimiento económico, más posible será esa convergencia”.

Fuente: Eurostat
Fuente: Eurostat