Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU quiere bloquear la compra de Coronitas por Anheuser-Busch InBev

Las autoridades creen que la operación daría lugar a un gigante que afectará a la competencia

La empresa belga ofrecía 20.100 millones de dólares por el grupo mexicano

El freno a la compra también afecta a su competidora Constellation Brands

El sector sufre en Bolsa por el temor a que se pare el proceso de consolidación

El proceso de consolidación de la industria cervecera está en riesgo. El Departamento de Justicia de EE UU quiere bloquear la compra de Grupo Modelo por parte de Anheuser-Busch InBev, porque considera que afectará a la competencia. Y de rebote da un golpe también a Constellation Brands, que en el marco de la operación iba a adquirir a la sociedad que importa la cerveza Corona Extra, uno de los productos estrella de Modelo.

El propietario de Budweiser y Stella Artois ofreció 20.100 millones de dólares para hacerse con el capital que no controlaba en la dueña de la Corona y Coronita. El efecto de la maniobra de bloqueo de la Administración de Barack Obama se hizo sentir en todas la compañías del sector, por las implicaciones que puede tener en futuras decisiones de fusión en la industria.

En el caso de Constellation Brands, sus acciones cayeron un 20% tras conocerse la intención de bloqueo. Su plan de adquirir por completo Crown Imports está en riesgo si Anheuser-Busch InBev se ve forzada a renunciar a la adquisición de Grupo Modelo. Esa es la sociedad que utiliza la cervecera mejicana para comercializar en EE UU sus marcas más populares.

El grupo belga, que se dejaba más de un 5% en el momento del anuncio, responde a la acción diciendo que defenderá la compra. Decepción también en el rival, que en su respuesta señala que “la operación propuesta permitirá a Crown Imports operar como una entidad más competitiva e independiente, al solidificar su posición como un actor mayor en el mercado”.