Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bernanke urge un pacto fiscal para proteger la recuperación de EE UU

El presidente de la Reserva Federal exige a los legisladores del Capitolio que lleguen a un acuerdo que permita proteger la recuperación

Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal
Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal AFP

Ben Bernanke ha sido rotundo a solo 41 días de que llegue el temido precipicio fiscal. La incertidumbre que genera el impasse político en Washington frente al problema del déficit está dañando la economía, y por eso el presidente de la Reserva Federal exigió a los legisladores en el Capitolio que lleguen a un pacto que permita proteger la recuperación, que calificó de lenta.

Es el primer discurso sobre la marcha de la economía que hace el jefe de la autoridad monetaria tras las presidenciales. Y lo hizo desde Nueva York, la capital financiera mundial. El impasse en Washington, explicó, está “afectando al gasto privado y a las decisiones de inversión” y eso contribuye a que crezca “la sensación de cautela en los mercados financieros”.

Si se resuelve la cuestión fiscal, augura que 2013 será “muy buen año para la economía”. Es su forma de ver la botella medio llena. Lo hizo también al hablar de la vivienda, que muestra signos positivos aunque afronta obstáculos. Eso se vio en las nuevas obras, que están al nivel más alto desde julio de 2008 pero cuyo crecimiento se moderó del 15,1% en septiembre al 3,6% en octubre.

Bernanke deja claro que el alza de tipos en EE UU llegará cuando la recuperación se refuerce. En este sentido, repitió la frase mágica por la que anticipa que el precio del dinero seguirá excepcionalmente bajo hasta mediados de 2015. Así espera que el coste de los préstamos se mantenga bajo tanto para los hogares como para las empresas, lo que a su vez dará un impulso adicional a la economía y al empleo. La autoridad monetaria sigue discutiendo si poner objetivo numérico al crecimiento y al paro para marcar ese momento.