Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La caída de la actividad europea en octubre pesa en los mercados

El Ibex cierra con un alza del 0,57% en 7.791,7 puntos

La prima de riesgo vuelve al entorno de 410 puntos

Los datos económicos han marcado hoy la evolución de los mercados. Tras conocerse durante la noche datos que reflejan una cierta reactivación de la economía china en octubre, la fragilidad de la economía europea ha pesado sobre los mercados durante la mañana, para después remontar con la mejora del sector inmobiliario en Estados Unidos durante el pasado septiembre, dato que se ha conocido al inicio de la sesión en Wall Street. 

El Ibex ha llegado a caer un 1,22%, hasta 7.665,9 puntos, aunque antes del mediodía recuperaba terreno y se ha mantenido en zona de ganancias hasta el cierre, momento en que se ha colocado en 7.791,7 puntos, con un alza del 0,57%. OHL (+3,64%), Grifols (+2,42%) y Abertis (+2,27%) son los valores que más avanzan, mientras FCC (-2,12%), Bankinter (-1,85%) y BME (-1,2%) se anotan las mayores pérdidas.

Las principales plazas europeas también han repuntado a la zona de ganancias. Londres ha subido un 0,12%, París un 0,59%, Fráncfort un 0,27% y Milán un 0,82%.

En el mercado de deuda, se mantiene la presión sobre la prima de riesgo española, el exceso de rentabilidad que exigen los inversores al bono español a 10 años respecto al alemán. Este diferencial ha subido hasta 413 puntos básicos (4,13 puntos porcentuales), tras terminar ayer en 405, aunque luego ha cerrado en 401. La prima de riesgo italiana ha avanzado a 335 puntos, después de acabar ayer en 329, para situarse al final del día en 328.

Las Bolsas europeas han empezado la jornada con subidas, estimuladas por la lectura provisional del índice PMI de gestores de compras del sector manufacturero para octubre que elaboran en China HSBC y la firma de análisis económico Markit Economics: se situó en octubre en 49,1, tras un 47,9 en septiembre. Aunque un nivel por debajo de 50 en este indicador refleja una contracción de la actividad, la mejor se interpreta como un signo de que la actividad en la segunda economía del mundo se está estabilizando. La recuperación de la mayor economía asiática aleja la urgencia de nuevas medidas de estímulo monetario, como recortes de tipos de interés y reducciones en las reservas bancarias obligatorias.

Sin embargo, el dato equivalente de la Eurozona ha vertido un jarro de agua fría en el ánimo de los inversores. El índice PMI de actividad total se situó en 45,8 (46,1 en septiembre), la lectura más baja desde junio de 2009. El indicado del sector servicios se situó en 46,2 (46,1 en septiembre), su máximo registro en  dos meses, al contrario que el índice del sector manufacturero, que marcó 45,3 (46,1 en septiembre), su mínimo nivel en dos meses.

La fragilidad de la primera economía europea es uno de los principales elementos de preocupación. El índice PMI de Alemania refleja un retroceso en la actividad manufacturera y de servicios inesperada hasta 48,1 en octubre, frente al 49,2 del mes precedente, como consecuencia de un fuerte caída de las exportaciones a los países del sur de Europa. Concretamente, el indicador de la actividad manufacturera cayó a 45,7 en octubre, desde el 47,4 de septiembre, según cálculos de Markit Economics.

Hoy también se ha conocido el índice de confianza de los empresarios alemanes IFO, que cayó en octubre por sexto mes consecutivo al pasar desde los 101,4 puntos del mes anterior hasta 100, lo que supone, su nivel más bajo del indicador desde marzo de 2010.

Por la tarde se ha sabido que las compras de viviendas nuevas en Estados Unidos alcanzó en septiembre su nivel más alto en dos años, lo que ha servido para mantener las Bolsas en positivo.

Según Chris Williamson, economista jefe de Markit la zona euro ha caído aún más en territorio negativo al comenzar el cuarto trimestre del año. "El estudio está registrando unos niveles históricamente equivalentes a una contracción de la economía de la región del orden de más de 0.5% trimestral. Los datos oficiales han indicado una sorprendente solidez durante el verano en comparación con los resultados del estudio, pero sin lugar a dudas el clima de negocios subyacente se ha deteriorado intensamente en los últimos mese", asegura el experto.

Markit estima que, aunque es posible que el PIB sólo se reduzca modestamente en el tercer trimestre, se verificará una caída más intensa en el cuarto trimestre. "En estos momentos las perspectivas para los próximos doce meses son las más pesimistas desde principios del año 2009, cuando la crisis que siguió a la quiebra de la corporación Lehman Brothers estaba en pleno apogeo".

Hoy se conocerán las conclusiones de la reunión de política monetaria de dos días del Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal, el órgano encargado de la formulación de la política monetaria en Estados Unidos.

 

Más información