Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno confía en que las reformas obligarán a S&P a reconsiderar su rebaja

Economía se muestra sorprendido por la decisión de la agencia de calificación

Asegura que el BCE podría empezar actuar en un plazo "relativamente breve"

El secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, está convencido de que la agencia de calificación Standard & Poor's tendrá que rectificar y volver a revisar al alza la nota de solvencia de España tras su decisión de dejarla a un paso del bono basura. El Gobierno, ha explicado Latorre, no comparte el análisis de S&P, que ha justificado la rebaja al rating de España en dos escalones, hasta BBB-, por las dudas sobre el crecimiento económico y las tensiones políticas que existen tanto dentro como fuera del país.

"Nos ha sorprendido, no esperábamos este cambio", ha señalado sobre la decisión de S&P antes de reiterar que "la voluntad del Gobierno de continuar con las reformas y corrigiendo la desviación del déficit es absoluta". Por este motivo ha mostrado su confianza en que “la agencia pueda reconsiderar la calidad de la deuda pública española, una vez se vayan cumpliendo los objetivos marcados”.

Para Latorre, la agencia, que es una de las tres que domina el negocio de la medición de riesgos a nivel mundial, no ha tenido en cuenta el impacto que tendrán las reformas que ha puesto en marcha el Gobierno en el crecimiento. Según el Gobierno, que ha recurrido a este mismo argumento de las reformas para hacer frente a las malas previsiones que augura el FMI, espera un recorte del 0,5%del PIB para 2013. El organismo presidido por Christine Lagarde vaticina una contracción del 1,3%. Para S&P, las cifras que maneja el Ejecutivo son optimistas, una tesis que comparte hasta el Banco de España.

Posible rebaja si siguen las dudas sobre el rescate

S&P adviertió además anoche al Gobierno, a través de un comunicado, de que la calificación ahora rebajada a BBB- tiene además perspectiva negativa y señaló que la falta de decisión a la hora de pedir un rescate puede perjudicar al rating de la deuda soberana. "Consideramos que las dudas del Gobierno para acordar un programa formal de ayuda, que probablemente rebajaría significativamente los costes de financiación del país a través de compras por parte del ESM y el Banco Central Europeo (BCE), aumentan potencialmente los riesgos de una mayor caída del rating de España", avisó. La agencia también señaló, como elemento que había inclinado la balanza en contra de España, la dificultad de la zona euro a la hora de tomar decisiones unánimes. "El marco político entre los países de la eurozona que en nuestra opinión aún carece de previsibilidad", dijo.

El secretario de Estado ha advertido de que el Gobierno "está determinado" a lograr que las medidas acordadas a nivel europeo contra la crisis se pongan en marcha. Con ello, contrapone las dudas que muestra S&P por el hecho de que Alemania haya endurecido su postura frente a las posibilidades del mecanismo de rescate. En concreto y tal y como ayer defendió el presidente, Mariano Rajoy, el Ejecutivo peleará por acelerar la unión bancaria y permitir las ayudas directas a la banca, para lo que tendrán también que superar las reticencias de Alemania.

La actuación puede llegar "en breve"

Latorre también ha asegurado que el Banco Central Europeo (BCE) podría empezar actuar en un plazo "relativamente breve", aunque antes España debe pedir oficialmente la ayuda a los fondos de rescate y asumir las condiciones. Para ello, ha insistido, el Gobierno tiene que valorar las opciones teniendo en cuenta toda la información relevante, como las condiciones de la eventual petición de ayuda. "Teniendo eso en cuenta se tomará la decisión", ha dicho.

"Lo suyo es esperar que de una forma u otra el mecanismo de intervención en mercados secundarios pase a actuar en un plazo relativamente breve", ha explicado antes de recordar que el instituto emisor vio "ineficiencias" en la política monetaria y defendió la necesidad de dejar claro que el proyecto del euro es "irreversible". Por tanto, ha añadido, "lo lógico" es pensar que las instituciones tomarán las medidas necesarias para disipar esas dudas.

Desde Bruselas, la Comisión Europea ha preferido no pronunciarse ni sobre la rebaja de S&P ni por el momento elegido. "No tenemos comentarios sobre esta decisión de esta agencia de rating", ha dicho el portavoz de Asuntos Económicos, Simon O'Connor. "Continuaremos vigilando la situación en España, especialmente en contexto de preparación de previsiones de otoño, que se presentarán el 7 de noviembre", ha añadido.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información