Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El precio del huevo se duplica en México y causa desabastecimiento

Un brote de gripe aviar en Jalisco provoca la reducción de la producción y problemas de escasez

El precio del kilo de huevo se ha duplicado en un mes.
El precio del kilo de huevo se ha duplicado en un mes. efe

Un tráiler recorre la capital de México cargado de huevos. El vehículo para cada día en un barrio de la ciudad frente a decenas de personas que hacen cola para conseguir un kilo a 20 pesos (1,2 euros). El expositor de huevos de una gran cadena de supermercados está vacío. “Tenían que haber llegado ayer, pero hay escasez. No sabemos cuándo habrá”, dice un encargado de la tienda. La frase se repite mucho estos días en algunas partes del país, donde la reducción de la oferta de huevos ha hecho que el precio se dispare y hasta se duplique. Comer torta de huevo nunca fue un lujo pero estos días, al menos en Twitter, da más caché que vestir de marca.

En esta crisis que afecta a toda la República mexicana, antes del huevo está la gallina. El brote de gripe aviar detectado en el norteño Estado de Jalisco - de donde procede el 55% de la producción total mexicana - ha obligado a sacrificar a 11 millones de aves ponedoras. La producción de huevo ha caído un 8% según los datos de la Unión Nacional de Avicultores y el desabastecimiento ha provocado que los precios se disparen: el kilo de huevos que antes se vendía a 20 pesos (1,2 euros) ahora se paga a más de 30 (1,8 euros) y en muchas zonas del país roza los 40 (2,4 euros).

No se espera que la producción se recupere hasta noviembre

“Las grandes cadenas pueden subir menos los precios pero nosotros no, porque si no perderíamos dinero”, asegura el propietario de una pequeña tienda en la capital. En el pizarrón que hay detrás del mostrador, el kilo de huevo se anuncia a 36 pesos aunque los borrones de tiza dejan entrever que en algún momento el precio bajó de los 30. “Ahora lo estoy comprando a 36 y a 36 lo vendo. Hace un mes lo compraba a 22 y lo vendía a 24”, asegura.

La Cámara de pequeños comercios (CANACOPE) ha recomendado a estas tiendas que dejen de vender huevos hasta que la situación se estabilice. “Nosotros somos el último eslabón en la cadena comercial y somos los que más acabamos pagando”, denuncia Juan José Rosas, presidente de la CANACOPE en México DF. “Yo no quería traer porque los estoy pagando casi al doble que hace un mes -.dice Julio, propietario de ‘La Bodeguita’, una pequeña tienda de alimentación - pero los traigo porque las clientas los siguen pidiendo. Les da igual que esté más caro, todo lo que traigo lo vendo”.

Para hacerse una idea de lo importante que es el huevo en la alimentación de los mexicanos solo hay que echar un vistazo a las cartas de desayunos de los restaurantes: huevos poché, fritos, revueltos, naturales, rancheros, ahogados, oaxaqueños, con chistorra, en ‘omelette’ e incluso ‘a la mexicana’. Los puestos de zumos te ofrecen la posibilidad de añadir uno en tu bebida. El Instituto Nacional Avícola estima que el país es el mayor consumidor de huevos del mundo,con una media de 20,3 kilos por persona en el año 2011.Los mexicanos no parecen dispuestos a renunciar a uno de los pilares básicos de su alimentación por lo que continúan acabando con las existencias a pesar del aumento del precio.

“El riesgo está en que la población más desfavorecida deje de consumirlo y eso genere problemas nutricionales. Por eso estamos intentando plantear menús alternativos y también hacer una labor de divulgación para que el consumo sea más responsable”, apunta Bernardo Altamirano, Procurador federal del Consumidor.

La medida del Gobierno capitalino de poner en marcha un camión que venda huevos a precios asequibles se suma a las hace diez días anunció el presidente Calderón: supresión de aranceles para la importación del producto, ayudas para repoblar las granjas más afectadas por la gripe aviar y vigilancia a los comerciantes y distribuidores para asegurar que no se infle la burbuja del precio del huevo.

“Nuestro objetivo es muy claro: garantizar el abasto, estabilizar el mercado de este producto y eliminar cualquier práctica especulativa”, aseguró Calderón cuando anunció las medidas. Desde la Procuraduría del Consumidor aseguran que no han visto aún prácticas especulativas pero que son conscientes de que existe riesgo de “acaparación” por parte de algunos productores,que puedan aprovechar el desabastecimiento para aumentar el precio.

Parte de las 211.000 toneladas de huevo fresco que se importarán han comenzado a llegar al país. También se han movilizado más de tres millones de aves ponedoras hacia las granjas de Jalisco pero las consecuencias aún no se han dejado notar y el precio sigue subiendo. El secretario de Agricultura, Francisco Mayorga, aseguró recientemente que no esperan que la capacidad de producción de huevo esté totalmente restablecida hasta noviembre. Sin embargo, nadie se atreve a aventurar qué pasará con los precios, ni siquiera Julio, que asegura que nunca ha visto una subida similar. “Puede que vuelvan a bajar cuando haya más huevo pero no creo que a lo que se pagaba antes. Seguro que aprovechan y ya nos lo dejan más caro”.