Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

YPF y Chevron negocian para explotar juntas Vaca Muerta

“Chevron está muy interesada en articular proyectos conjuntos, y nosotros queremos socios con el pesol”, afirmó la argentina YPF

El presidente de la argentina YPF, Miguel Galuccio y el responsable de la sección para América Latina y África de la petrolera estadounidense Chevron, Ali Moshiri
El presidente de la argentina YPF, Miguel Galuccio y el responsable de la sección para América Latina y África de la petrolera estadounidense Chevron, Ali Moshiri EFE

El presidente de la petrolera argentina YPF, Miguel Galuccio, y el de la sección para América Latina y África de la petrolera estadounidense Chevron, Ali Moshiri, se reunieron este viernes en Buenos Aires para tratar un posible acuerdo de explotación del yacimiento argentino de Vaca Muerta. Se trata del hallazgo que, a juicio de Repsol, encendió la espita del conflicto con el Gobierno argentino, que acabó con la expropiación de YPF a la compañía española.

Galuccio y Moshiri trataron la “posibilidad de un acuerdo estratégico” sobre este yacimiento, situado entre las provincias de Mendoza y Neuquén (suroeste argentino), según informó un comunicado de YPF, compañía controlada por el Estado argentino tras la expropiación del 51% de sus acciones a Repsol. Argentina necesita inversiones para rentabilizar el hallazgo.

En el encuentro, el dirigente regional de Chevron expresó su interés por asociarse a la petrolera argentina en la explotación de hidrocarburos no convencionales de Vaca Muerta, un yacimiento de 30.000 kilómetros cuadrados que sitúa a Argentina como el tercer país del mundo en este tipo de recursos.

“Chevron está muy interesada en articular proyectos conjuntos, y nosotros queremos socios con el peso y la experiencia de una compañía de esta talla mundial”, afirmó el presidente de YPF.

Búsqueda de inversores Ambos dirigentes coincidieron el jueves en la reunión del Consejo de las Américas celebrada en Buenos Aires, en la que Galuccio admitió la necesidad de inversores para YPF y destacó el yacimiento de Vaca Muerta como “la punta del iceberg” de la compañía. Las conversaciones con Chevron, la segunda petrolera de Estados Unidos, que ganó 13.681 millones de dólares el primer semestre de 2012, se enmarcan en una campaña de búsqueda de inversiones internacionales para la nueva YPF.

La firma, en la que Repsol mantiene una participación accionarial del 12%, registró el primer semestre del año unas ganancias netas de 2.127 millones de pesos (461,3 millones de dólares), un 10,1 por ciento menos que en igual período de 2011.

Repsol insistió recientemente en que no renunciará a las acciones legales por la expropiación de YPF aunque está abierta a negociaciones con Argentina.