Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ‘hombres de negro’ vuelven a Madrid para revisar los detalles del banco malo

Los expertos de Bruselas estudiarán el marco legal de la entidad que albergará los activos tóxicos

Los expertos de la Comisión Europea, conocidos como los hombres de negro, apodo que les puso el ministro Cristóbal Montoro, han vuelto este viernes a Madrid para analizar con las autoridades españolas el marco legal que debe aprobar el Gobierno para crear el llamado banco malo, al que se transferirán los activos tóxicos del ladrillo de las entidades financieras rescatadas.

En principio, la reunión será de carácter técnico y, según afirmaron fuentes comunitarias durante la semana, en el encuentro no se negociará nada. La visita coincide con el día en el que se daba por hecho que el proyecto sería aprobado por el Consejo de Ministros. Finalmente, todo parece indicar que la fecha se ha trasladado de hoy viernes a la reunión del Ejecutivo de la próxima semana.

La creación de un banco malo es una de las condiciones a las que se ha comprometido España para recibir la ayuda financiera de hasta 100.000 millones de euros para rescatar a las entidades financieras en dificultades.

La creación de un banco malo es una de las condiciones de Bruselas para rescatar a la banca

El banco malo es una sociedad gestora de créditos tóxicos, al que las entidades financieras que necesiten ayudas públicas deberán traspasar préstamos de dudoso cobro. El Gobierno estudia limitarlo al dinero prestado a promotores inmobiliarios, aunque Bruselas sugirió incluir cualquier activo con claros signos de deterioro: desde créditos a empresas de otros sectores a préstamos a particulares con serias dificultades para devolver el dinero.

El debate no está cerrado. “Es algo que aún se debe consensuar con la troika, pero ahora se está barajando que el banco se quede limitado al riesgo inmobiliario: créditos adjudicados y dudosos, pero también los activos que aún no son morosos pero tienen riesgo de serlo. Está en discusión incorporar los créditos inmobiliarios normales”, explicaba esta semana una fuente conocedora del proceso. Una portavoz de Economía rechazó hacer comentarios al respecto.

El Banco de España controlará la futura participación de los bancos en el sector inmobiliario. Así lo afirmaba esta semana el vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Economía, el finlandés Olli Rehn, en una respuesta por escrito al europarlamentario español Raül Romeva, de ICV. Rehn aseguraba que disociar el sector financiero del inmobiliario es uno de los objetivos fundamentales del memorándum, y que este incluye medidas destinadas tanto a "consolidar el marco de supervisión" como para "aumentar la independencia del Banco de España".