La deuda española mejora por la especulación de que el rescate está cerca

Las palabras de Rajoy, que no descarta pedir la ayuda "si es razonable", motiva a los mercados La prima de riesgo entre los bonos del Tesoro con los alemanes baja 18 puntos, hasta los 525 El Ibex avanza un 0,78%, en línea con el resto de Europa y se sitúa sobre los 7.100 puntos

La insistencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en no descartar pedir la ayuda a los fondos europeos ha sido bien recibida en los mercados, donde la presión contra la deuda del país ha mejorado de forma visible. "Si nos parece razonable, haremos lo mismo" que con los bancos, ha dicho este martes Rajoy desde Palma de Mallorca. Sus palabras han servido a los inversores para reafirmarse en su teoría de que España está cada vez más cerca del rescate, lo que permitiría al Banco Central Europeo (BCE) empezar a comprar deuda española y mantener sus precios bajo control.

Inmediatamente después de la intervención del presidente a las 13.30 (hora peninsular española), la prima de riesgo, que equivale al sobreprecio exigido a los bonos españoles frente a los alemanes, de referencia por su estabilidad, han acelarado la mejora que acumulaban durante toda la mañana. Así, este indicador ha pasado de bajar en unos cinco puntos a reducirse hasta en 18, con lo que el diferencial se ha situado en 525 puntos básicos. Al final ha cerrado en 526. Esto ha sido posible porque la rentabilidad del bono a 10 años del Tesoro ha mejorado lo suficiente como para cotizar por debajo del 6,8%. También se han recuperado los bonos al resto de plazos.

Bankia ha puesto fin al batacazo y sus acciones han subido un 11% hasta 1,13 euros por título

En cuanto a la situación de Italia, país que podría secundar a España y también podría solicitar ayuda a los fondos europeos, su prima de riesgo ha bajado en 12 puntos básicos, hasta los 437 (4,37 puntos porcentuales).

En las Bolsas, el dato mejor de lo esperado del crecimiento de Alemania, cuyo PIB avanzó un 0,3% en el segundo trimestre, ha animado hoy las compras en las plazas de referencia del Viejo Continente pese a que se ha confirmado la recaída de la eurozona, que ha cerrado el mismo periodo con una contracción económica del 0,2%. Entre los parqués de referencia europeos el español Ibex 35 ha avanzado un 0,78% y el miércoles abrirá en 7.124 puntos.

El principal motor de las decisiones de los inversores, siempre pendientes de anticipar el futuro con sus órdenes de compra o venta, es la sorpresa, ya que lo inesperado es lo que les obliga a moverse. Por este motivo, la capacidad de resistencia que ha demostrado la locomotora europea frente a la crisis, algo con lo que no contaban los analistas, que esperaban un mayor frenazo de Alemania, ha tenido más influencia que el rosario de noticias económicas negativas conocidas en las últimas horas. Entre ellas, la del deterioro del conjunto de la eurozona, que ya estaba descontado en los mercados.

Más información
La banca española aumenta en julio su dependencia al crédito del BCE
La economía de la Eurozona se asoma a la recesión en el segundo trimestre

Dentro de los valores del índice, Bankia ha logrado poner fin al batacazo de las últimas dos jornadas, en las que se ha dejado un tercio de su valor, y sus acciones han remontado un 11%. Con este alza, sus títulos se han intercambiado a 1,13 euros. Inditex, por su parte, ha sido el valor que más ha bajado con un descenso del 1,16%, hasta los 85,47 euros por título.

En cuanto al resto de Bolsas de referencia europeas, Fráncfort ha repuntado un 0,94%, París un 0,70% y Londres un 0,56%. Milán, por su parte, ha cerrado con una subida del 0,85%. En los mercados de divisas, el euro ha mantenido prácticamente su nivel frente al dólar, con lo que al cierre en Europa se ha cambiado por 1,234 unidades del billete verde. Antes de la apertura en Europa, los mercados de valores de Asia han terminado la jornada con ganancias en todos los parqués, animados por las expectativas de posibles medidas de apoyo de los bancos centrales contra el debilitamiento económico.

Sobre las otras referencias de la jornada, los inversores no han prestado excesiva atención al dato de confianza económica en Alemania, que ha caído en 5,9 puntos por cuarto mes consecutivo, hasta los -25,5 enteros, según los datos del instituto de investigaciones económicas ZEW. El descenso del indicador señala que los expertos en mercados financieros esperan que la economía se enfríe los próximos seis meses y creen que las exportaciones podrían verse afectadas.

Las apuestas bajistas en Bankia se reducen del 1,07% al 0,76%

E. P.

Las apuestas bajistas sobre Bankia se han reducido desde la entrada en vigor de su prohibición a finales de julio hasta el pasado 10 de agosto desde el 1,07% al 0,76% de su capital, lo que equivalía a unos 18 millones de euros a precio de cierre de aquella sesión.

Por su parte, sobre BBVA se han reducido del 0,51% al 0,30% de su capital, lo que equivale a unos 91 millones de euros. Con estos porcentajes, el banco presidido por Francisco González se sitúa como el que tenía menos apuestas a la baja de las entidades que cotizan en Bolsa. Los expertos explican que estas son las posiciones que las entidades mantienen abiertas y que se han comunicado con posterioridad al veto.

En este periodo, en concreto entre el 27 de julio y el 10 de agosto, Bankia subión con fuerza en Bolsa un 74,3% hasta los 1,213 euros por título. Este martes, sin embargo, cotizan en 1,13 euros. Por su parte, BBVA se revalorizó un 9,5%.

En cuanto al resto de entidades, las ventas a corto se mantienen en el 0,85% del capital de Santander, es decir unos 444 millones a cierre del viernes. Sobre el Popular hay un 5,96% de posicione, mientras que contra Bankinter llegan al 6,16%, lo que la convierte en la más presionada del Ibex. En Banesto, estas operaciones se mantienen en el 0,53%, en tanto que en Sabadell permanecen en el 3,08%.

Las ventas a corto consisten en tomar prestadas unas acciones para venderlas y posteriormente recomprarlas a un precio inferior en el mercado, con lo que el intermediario se embolsa la diferencia. Es decir, el prestatario confía en que el valor que adquiere prestado describa una tendencia a la baja hasta el momento en el que se cumpla el plazo pactado de devolución.

Asimismo, aunque asusta, el recrudecimiento de la recesión en Portugal no ha condicionado a los inversores. El PIB luso cayó un 1,2% en el segundo trimestre con respecto al primero, cuando bajó en solo una décima. El país, que está bajo un programa de asistencia y sometido a duros ajustes, ha visto, además, como el deterioro ha llevado a la tasa de paro a marcar récords tras llegar al 15% en el mismo periodo. El deterioro podría complicar las aspiraciones del Gobierno portugués para reducir el déficit.

Sin salir del futuro que afrontan los países rescatados o que, como España, podrían solicitar más ayudas, el Tribunal Constitucional alemán ha dado un relativo mensaje de tranquilidad al anunciar que no encuentra ningún motivo para retrasar su veredicto sobre el Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (MEDE). Su sentencia es clave para que el fondo entre en vigor, lo que debería haber sucedido ya en julio. La resolución del alto tribunal está prevista para el 12 de septiembre. El MEDE, tras los acuerdos de la última cumbre europea, podrá dar ayudas directas a los bancos españoles y, si el Gobierno así lo solicita y acepta las condiciones, comprar deuda en los mercados para reducir el coste por financiarse.

Sobre la firma

Álvaro Romero

Redactor del equipo de Redes Sociales y Desarrollo de Audiencias en EL PAÍS. Es licenciado en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS