Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Loterías prestará 6.000 millones para financiar a las comunidades autónomas

Se aprueba un mecanismo de ayuda, de hasta 18.000 millones, para que las autonomías puedan hacer frente a sus vencimientos de deuda

Sáenz de Santamaría, De Guindos y Montoro, durante la rueda de prensa Ampliar foto
Sáenz de Santamaría, De Guindos y Montoro, durante la rueda de prensa EFE

El Gobierno aprobó ayer finalmente el mecanismo de asistencia financiera para que las comunidades autónomas puedan afrontar los millonarios vencimientos de deuda. La solución que ha diseñado el Ministerio de Economía para aliviar la delicada situación financiera de las comunidades consiste en un fondo, sin personalidad jurídica, que dispondrá de hasta 18.000 millones de euros. El Gobierno ha tenido que recurrir a la sociedad estatal Loterías y Apuestas del Estado (LAE) para que aporte 6.000 millones, con cargo a ingresos futuros, según explicó el ministro de Economía, Luis de Guindos. Esta entidad pública tiene una buena calificación crediticia lo que le permite acceder con comodidad a los mercados. El Tesoro aportará los otros 12.000 millones. Esta cantidad no computará como deuda del Estado ni será preciso cambiar el calendario de emisiones, según indicó el ministro, quien precisó que los recortes aprobados el viernes reducirán las necesidades de financiación del Estado, lo que dejará margen para aportar esos 12.000 millones para ayudar a las comunidades.

El instrumento de asistencia financiera estará disponible para todas las comunidades. Su adhesión es voluntaria y estará vigente “hasta que desaparezcan las actuales condiciones de restricción de la financiación”, dijo Guindos. El fondo, que estará gestionado por el Ministerio de Hacienda y el Instituto de Crédito Oficial (ICO), podrá prestar dinero a las comunidades que se adhieran a este mecanismo al tipo de interés del Tesoro más un diferencial reducido.

“No solo es una cuestión de las grandes dificultades para acceder a los mercados por el coste, que ha sido elevadísimo, sino por el propio acceso a los mercados”, señaló el ministro tras explicar que muchas autonomías tienen dificultades para conseguir financiación y las que la consiguen encuentran condiciones muy exigentes.

Los mercados han cerrado las puertas a la mayoría de las comunidades. Algunas acumulan rebajas de las agencias de calificación. Territorios como la Comunidad Valenciana, Cataluña o Murcia están ya en bono basura.

Esta situación está asfixiando a las comunidades que deben hacer frente a vencimientos por 18.500 millones. Además, también deben financiar otros 15.000 millones del déficit previsto para este año, el 1,5%. Algunos bancos estaban frenando el crédito a los mercados a la espera de que el Gobierno aprobara este instrumento financiero.

Varias comunidades reclamaron, con insistencia, al ministro de Hacienda en el Consejo de Política Fiscal que pusiera en marcha el mecanismo de asistencia financiera cuanto antes. Las comunidades que se acojan a este mecanismo tendrán que asumir exigentes condiciones fiscales y financieras. Deberán presentar un nuevo plan de ajuste con recortes adicionales y tendrán nuevos requisitos de información.

Los préstamos que realice el fondo a las comunidades estarán garantizados por los recursos del sistema de financiación de las comunidades autónomas, para “garantizar que mantienen la responsabilidad de devolución”. Además, el ministro Guindos remarcó que las comunidades que no paguen las deudas que tomen del fondo podrán ser intervenidas.

El titular de Economía detalló que los condicionamientos financieros exigirán a las autonomías que “garanticen que la senda de endeudamiento es sostenible en el tiempo y permite que sus cuentas públicas no se vean desbordadas por la evolución de los costes financieros”. El nuevo mecanismo de asistencia financiera para las comunidades estará vigente “mientras persistan las dificultades de financiación”.

Con este mecanismo se cumplen varias de las tesis que había avanzado el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien ha repetido en varias ocasiones que no se iban a “mutualizar” las responsabilidades entre las comunidades. “Que cada palo aguante su vela”, llegó a decir el ministro.