Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dinamarca presume de seguridad y emite deuda a tipos negativos por primera vez

El país entra junto a Suiza en el selecto club de Estados considerados como refugio ante la crisis

Coloca 208 millones a dos años con una rentabilidad negativa del 0,08%

Fajos de billetes de euro.
Fajos de billetes de euro. EFE

Dinamarca ha vendido este martes deuda a dos años con un interés negativo por primera vez en su historia ante el aumento de la desconfianza en la eurozona, que se muestra incapaz de superar la crisis, lo que refuerza su imagen de refugio frente a las turbulencias. Con ello, además, se une al selecto club de los Estados que han logrado colocar su papel con rentabilidades negativas y donde en estos momentos solo está Suiza.

La oficina de deuda estatal, una unidad adscrita al Banco de Dinamarca, ha vendido 1.550 millones de coronas (el equivalente a 208,5 millones de euros al cambio actual) a dos años y cupón del 2% a un interés negativo del 0,08%. Esto significa que los inversores han desembolsado por los títulos del Tesoro danés más dinero del que recibirán una vez se agote el plazo de vencimiento en 2014.

Según recuerda el instituto emisor, la última vez que vendió estos mismos bonos en abril tuvo que ofrecer una rentabilidad positiva del 0,31%.

Los inversores están girando su atención a aquellas economías respaldados por una fuerte disciplina fiscal después de que el rescate europeo de la banca de España haya fracasado en su intento por aliviar el temor a que la crisis está entrando en una espiral descontrolada. Por aquello de comparar, la deuda pública danesa no supera ni la mitad de la media de los socios de la eurozona, que acabará 2012 en el 92% de su PIB.

De hecho, el país paga menos que Alemania por financiarse. Sus bonos a 10 años se intercambian en el mercado secundario por un irrisorio 1,29%. Los títulos a dos años, de su lado, se mueven en torno a un tipo negativo del 0,49%. En el otro extremo, del lado de los socios europeos bajo sospecha pero que aun no han sido rescatados, España se ve forzada a comprometer un interés superior al 5% por financiarse solo a un año.

"Pese a todas las cumbres y negociaciones, la situación sigue empeorando, con lo que el cisma entre los países considerados refugio y los que están bajo presión aumenta", ha señalado Jacob Graven, analista de Sydbank. "La gente que compra estos bonos a interés negativo son inversores profesionales que necesitan poner su dinero en algún sitio seguro, con lo que están dispuestos a pagar una prima de seguridad para garantizar que no sufrirán pérdidas o asumir el riesgo de verse forzados a aceptar una quita", ha añadido.

Dinamarca y Suiza son los únicos países que cobran a los inversores por el privilegio de tener su deuda a dos años. Los títulos a plazos similares de deuda alemana, otro de los considerados como valor refugio y que más provecho están sacando a la crisis a la hora de financiarse, llegaron a situarse por debajo de cero a principios de junio, pero en las últimas jornadas se han mantenido con intereses positivos.

A medida que los inversores han huido del euro por culpa de la crisis, la paridad entre la corona danesa y el euro ha caído bajo presión. A este respecto, el gobernador del banco central de Dinamarca, Nils Bernstein, avisó en mayo de que no descartan situar los tipos de interés por debajo de cero si fuera necesario para atajar la revalorización de su divisa. Sus previsiones son que el país registrará un crecimiento superior al 1% tanto este como el próximo año.