Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España necesita entre 40.000 y 60.000 millones para sanear la banca

El Gobierno espera el examen de las dos auditoras independientes para asumir una cifra sobre las necesidades de financiación para el sector financiero

La clave está en la cifra final. Qué cantidad necesita España para sanear su maltrecho sistema financiero infectado por el virus de los activos tóxicos del ladrillo. El baile de cifras sitúa la ayuda externa en una horquilla entre los 40.000 millones de euros y los 60.000 millones, según las principales instituciones y analistas internacionales.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) eleva sus cálculos hasta cerca de 37.000 millones de euros, para el escenario más pesimista. No obstante, podría elevar el volumen de la medicina para las entidades españolas en unos 40.000 millones de euros. En realidad el FMI considera que las cajas españolas necesitarán cerca de 90.000 millones, pero el sistema financiero puede absorber unos 50.000 mediante sus resultados o sus reservas.

Uno de los primeros en deslizar una cifra sobre las necesidades que requieren las entidades financieras para sanearse fue el presidente del Santander, Emilio Botín, quien el pasado lunes aseguró que con 40.000 millones de euros aportados por algún tipo de fondo europeo sería suficiente para sanear las cuatro entidades más infectadas, Bankia, NovaGalicia, CatalunyaCaixa y Banco de Valencia.

A pesar del baile de cifras, el Gobierno espera el resultado del análisis que están realizando las dos consultoras y auditoras independientes, Roland Berger y Oliver Wyman,  para cerrar la cifra definitiva que necesitan las entidades financieras españolas afectadas para salir de la delicada situación en que se encuentran.

El analista Ángel Berges, socio de Analistas Financieros Internacionales (AFI) sitúa las necesidades del sector entre 40.000 y 45.000 millones de euros. Aunque admite que la ayuda aumentar hasta los 50.000 millones para lanzar un mensaje de confianza a los mercados de que todo el riesgo está cubierto.

Otra de las estimaciones que circulan por los círculos financieros es la de la agencia de califiación Standard&Poor´s estima que la banca española puede necesitar entre 20.000 y 52.000 millones de euros del exterior.

Ficht, que ayer rebajó la calificación de España tres escalones debido a la situación del sector bancario, es la agencia de calificación más pesimista. Su desconfianza sobre la economía española eleva sus cálculos sobre las necesidades para cubrir los activos tóxicos de los bancos españoles entre 50.000 millones y 60.000 millones en el escenario base, aunque esta cifra se eleva hasta la horquilla de 90.000 y 100.000 millones en el más pesimista.