Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy defenderá la capacidad de España de superar la crisis en la cumbre del G-20

El país no es miembro permanente del foro, pero sí se ha convertido en invitado permanente

El presidente, Mariano Rajoy, conversa con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Senado.
El presidente, Mariano Rajoy, conversa con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Senado. EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, defenderá los intereses de España y su capacidad para superar la crisis en la próxima cumbre del G-20, el grupo que reúne a las grandes potencias y a los principales emergentes, que se celebrará los días 18 y 19 de junio en la ciudad mexicana de Los Cabos como invitado, según informa el rotativo nipón Nikkei. El principal punto de la agenda de este evento será analizar la situación de la crisis del euro después de que, el pasado martes, las grandes potencias debatieran los problemas del sector financiero español y el riesgo de una salida de Grecia del euro en el G-7, un foro reducido a los países más poderosos del globo.

Aunque España no es miembro de este foro, sí ha adquirido la categoría de invitado permanente durante la pasada legsilatura del PSOE. De hecho, ha estado en las reuniones que se han celebrado desde el estallido de la crisis financiera en 2008.

En la cumbre de final de mes, el G-20 abogará por la estabilización del mercado para afrontar la situación de España, según Gerardo Rodríguez Regordosa, vicesecretario del ministerio mexicano de Finanzas y Crédito Público. El pasado martes, en un encuentro preparatorio de la cita de Los Cabos, el G-7 se comprometió a seguir de cerca la crisis. Dos de sus miembros, Japón y EE UU, también reclamaron a Europa y, en concreto, a Alemania que hiciera más para ayudar a los países del euro que sufren los mayores problemas.

Ante la incertidumbre que generan las turbulencias entre los países que comparten la moneda única, los líderes están multiplicando los contactos con el objetivo de llegar a la reunión de fin de mes con propuestas concretas para superar la crisis.

Desde los emergentes, las autoridades brasileñas también se han mostrado a favor de que aquellos países que cuentan con más margen, como Alemania, liberen recursos para estimular la recuperación con vistas a superar los problemas ante el riesgo de que la crisis del euro acabe afectando al conjunto de la economía internacional. También, advirtieron de que, si los que más tienen y pueden no hacen nada, ellos no están dispuestos a poner de su parte para lograrlo.