Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La recesión atenaza el empleo en el inicio de la temporada turística

El paro apenas baja en 30.113 personas en mayo

La Seguridad Social registra 77.431 afiliados más

El gasto en desempleo se acelera al subir un 5,4%

Fuente: Ministerio de Empleo y Seguridad Social
Fuente: Ministerio de Empleo y Seguridad Social

Mayo suele ser el mejor mes del año para el mercado laboral: baja el paro y sube la afiliación a la Seguridad Social. Y 2012 no ha sido una excepción. El mes pasado se registraron 30.113 personas respecto a abril y la afiliación creció en 77.431 personas, según el Ministerio de Empleo.

Fuente: Ministerio de Empleo y Segurida Social
Fuente: Ministerio de Empleo y Segurida Social

Pero este año no ha sido como otros. Cuando se limpian los grandes datos de los efectos del calendario, el resultado se invierte: el paro registrado subió en más de 85.000 personas y la afiliación cayó casi 57.000. Y cuando se comparan los números de mayo de 2012 con otros años solo los de la Gran Recesión (2008 y 2009) salen peor en la foto. La recaída se nota.

Al arranque de la temporada alta del turismo con la Semana Santa, en mayo se suma el comienzo de varias campañas en el campo (la recogida de la fruta de hueso) o el buen tiempo para la construcción. Esos factores también han estado presentes este año: la hostelería ha aportado 40.000 afiliados más a la Seguridad Social, el paro en la construcción ha bajado en más de 12.000 personas y en la agricultura en casi 7.000.

Pero la actividad económica, de la mano de la casi sempiterna crisis financiera, anda muy renqueante en 2012. Por ejemplo, a la ya larga crisis del ladrillo, se añaden los recortes en obra civil lo que se traduce en una tenue caída del desempleo en este sector: 12.000 este año frente a más de 20.000 en 2011 y 2010.

A falta de junio para que concluya el trimestre, los datos de mayo y abril apuntan a un alivio insuficiente del mercado laboral en sus meses buenos. Así que gana muchos enteros la posibilidad de que en la encuesta de población activa —un termómetro laboral mucho más certero que el paro registrado— del último trimestre de este año o la primera de 2013, España rompa el fatídico techo de los seis millones de parados.

Consciente de que los datos no son buenos, el Gobierno trata de comparar estos números con los años del desplome laboral (2008 y 2009) y huir de los inmediatamente anteriores. “La situación no es tan negativa como en 2009, pero la evolución es más débil que en 2010 y 2011”, declaró ayer la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo. Lo que sucede es que en 2009 el paro rondaba los cuatro millones de desempleados y ahora se acerca peligrosamente a los seis millones, sin que la presión del paro haya menguado significativamente durante este periodo.

Precisamente el empeoramiento del mercado laboral está desbordando las previsiones del Gobierno sobre el gasto en desempleo al acelerarse mes a mes. Hasta abril (este dato se facilita con un mes de retraso), el gasto ascendía a 10.721 millones de euros, un 3,64% más que en el mismo periodo de 2011, cuando Hacienda ha pronosticado que en todo 2012 el desembolso total menguará en un 5,4%.

CC OO aprovechó estos datos para criticar al Ejecutivo por recortar el gasto en políticas activas de empleo en un 21% este año, “las que más favorecen la inserción [de los parados]”. UGT, por su parte, exigió al Ejecutivo un cambio de política económica que sitúa “el crecimiento y el empleo como ejes fundamentales”.

Por el contrario, la CEOE reclamó que se redoble la apuesta “por medidas de flexibilidad que permitan a las empresas recurrir a vías alternativas a la reducción de empleo”. Traducción: disminuciones de sueldo y jornada para evitar los despidos.

Báñez: "Todavía hay cinco millones de parados"

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha calificado de buena noticia la bajada del paro y el aumento de afiliados a la Seguridad Social, aunque ha puntualizado que el Gobierno no puede estar satisfecho porque aún hay 5,6 millones de desempleados "que aún esperan respuestas y oportunidades".

Báñez ha reconocido que la crisis se ha traducido en "la crisis del paro", con más de la mitad de los jóvenes "sin oportunidades" y con 1,7 millones de familias sin ingresos "para empezar el mes", no para terminarlo, y que por tanto "la gran prioridad es el empleo".

También la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, se ha pronunciado al respecto al decir que se trata de "una buena noticia" en un momento "muy complicado". "Son datos importantes para ayudar a la reactivación de la economía española. Hay que perseverar en las reformas y dejar bien claro que tenemos que continuar por la senda del recorte del déficit y de conseguir el equilibrio presupuestario", ha indicado.

El secretario de Organización del PSOE, Óscar López, ha definido como "mal dato" las cifras de esta mañana. A juicio de los socialistas, los datos de desempleo ponen de manifiesto que la reforma laboral que aprobó el Ejecutivo en febrero fue "un desastre", especialmente al combinarse con la "recesión", porque los parados tienen "menos derechos".

El coordinador general de IU, Cayo Lara, ha asegurado que se habría generado más empleo si no fuera por la reforma laboral y ha incidido en que "ninguna de las medidas" aprobadas hasta ahora por el Gobierno de Mariano Rajoy ha servido para generar puestos de trabajo.

Comisiones Obreras ha advertido de que la situación del paro no está mejorando a pesar del descenso de mayo. El sindicato ha hecho hincapié en la reducción interanual de contratos y ha subrayado que, aunque se hicieron 201.000 contratos más que en abril, los temporales han crecido mucho en comparación con los indefinidos (un 21,3% frente a un 6,5%).

El sindicato UGT ha señalado en un comunicado que España "cada vez va a peor" y que la caída del número de parados se debe a motivos estacionales. "Seguimos, por tanto, anclados en un modelo productivo que ha hecho que la caída en la recesión sea más prolongada que la de nuestros vecinos europeos", ha denunciado.