Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno descarta tajante un ‘corralito’ por mucho que empeore la crisis griega

El Gobierno admite que el nivel de la prima de riesgo española es “inaceptable”

Guindos pide ayuda al BCE para acelerar el análisis de los créditos de la banca

El ministro confía en tener cerrada la valoración independiente del sector en dos meses

Luis de Guindos durante la rueda de prensa del Ecofin, en la que ha señalado que el nivel de la prima de riesgo española es inaceptable / COMISIÓN EUROPEA

Una parte de la política económica es aún nacional, y ahí el Gobierno ha hecho "esfuerzos importantes en consolidación y reformas”. Con el euro, la otra parte de la política económica es eminentemente europea, y ahí “la Unión Europea también tiene que hacer sus deberes”. El ministro de Economía español ha reclamado acción a sus socios en una rueda de prensa posterior a la reunión de ministros de Finanzas de la Unión Europea, con un objetivo claro: estabilizar la situación en Grecia. Guindos atribuye la escalada de la prima de riesgo (el sobreprecio que paga un país con respecto al más seguro, en este caso Alemania) en las dos últimas semanas básicamente a Grecia, a pesar de que los mercados recelan también de la banca española y de la reforma financiera aprobada. El hecho es que la presión está en máximos. “Las primas de riesgo en España e Italia no son sostenibles”, ha explicado Guindos. “Son inaceptables”, ha abundado.

La histeria es de tal calibre entre los mercados que incluso hay ya referencias al corralito cuando se habla de la economía española. Guindos ha descartado de forma tajante esa hipótesis, por mucho que empeore la crisis griega. “Me parece un salto al vacío sin ninguna racionalidad”, ha dicho el ministro en la era de las denominadas “expectativas racionales” que hace menos de cinco años invadían los análisis económicos para sacar conclusiones precipitadas acerca de la autocorrección de los mercados, la imposibilidad de una Gran Depresión y demás falacias que causaban furor en la era previa a la Gran Recesión.

Luis de Guindos antes del inicio de la reunión del Ecofin, donde ha señalado que españa ha pedido la colaboración del BCE para la revisión de la banca española

El Ejecutivo sigue dando señales de por dónde va a ir la reforma financiera. Pero a veces esas señales son equívocas. Guindos ha asegurado esta mañana que el Ejecutivo ha pedido al Banco Central Europeo (BCE) que se involucre en las valoraciones independientes de los activos bancarios españoles, junto al Banco de España. A mediodía ha reiterado que ha sido el Gobierno quien ha solicitado el concurso del BCE. Pero en otra respuesta ha dado una versión distinta: “El BCE mostró interés en cooperar con el Banco de España y los valoradores independientes”, según Guindos, que no quiso entrar a las consecuencias que supone la llegada del Eurobanco para el prestigio del Banco de España. “Existen dudas sobre la banca española. El Gobierno mantiene que la percepción de la realidad que tienen los mercados es peor que la realidad. Y por eso se pone en marcha este ejercicio de transparencia”, ha explicado Guindos. Algo parecido trató de hacer el anterior Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero con los test de estrés a la banca española, y posteriormente proponiendo que esas pruebas de esfuerzo fueran obligatorias en toda Europa. Las dudas no se disiparon entonces. Guindos confía en que esta vez eso sea diferente, aunque el examen tendrá que hacerse a todo correr: en un plazo máximo de dos meses.

El titular de Economía descartó que España acuda a las ayudas europeas, al fondo europeo de rescate, para ayudar a la banca española si es necesario. “Nadie ha pedido nada parecido. Lo único que han solicitado los socios es acelerar la valoración”, ha afirmado.

Grecia es, para Guindos, el detonante de la fenomenal subida de la prima de riesgo española

Economía pone ahora la presión sobre Bruselas. Considera que ya ha hecho todo lo que está en su mano, y que ahora es el turno de las instituciones europeas. Una posibilidad sería ampliar los plazos para que España recorte las metas de déficit, pero el Gobierno mantiene que va a cumplir con los objetivos fijados. Una flexibilización permitiría cierto alivio: los recortes se dejan notar en la recesión, una de las profundas del continente y la más prolongada: ninguno de los Veintisiete registrará caídas de PIB en 2013 con la excepción de España. Ni siquiera Grecia, con las previsiones de la Comisión en la mano.

Grecia es, para Guindos, el detonante de la fenomenal subida de la prima de riesgo española. Y en Grecia la inestabilidad “tiene que ver más con la crisis política que con la económica y financiera”, ha explicado, tratando de poner el acento en la diferencia de percepción con España, en la que el PP disfruta de una holgada mayoría absoluta. La pelota, según el ministro, está en el lado de la UE. “Grecia tenía un contrato: a cambio de las ayudas, debe poner en marcha unas políticas económicas; pero sin un Gobierno eso no es posible”. “Hay que reflexionar sobre los futuros pasos que hay que dar en Grecia. Y hay que analizar lo que se ha hecho en el caso de Grecia, por las implicaciones de esa crisis para el resto de la Unión. La voluntad es que Grecia no salga del euro. Para eso, debe haber una coordinación: los Gobiernos tenemos que hacer los deberes, pero también debe hacerlos la UE”.

Lagarde pide que si Grecia deja el euro, sea de forma ordenada

AFP

La directora del Fondo monetario Internacional (FMI) ha sido hoy la última en sumarse a los que hablan abiertamente de que la salida de Grecia del euro es una hipótesis que cabe valorar. En una entrevista en la televisión francesa France 24, Lagarde ha señalado que "si los compromisos presupuestarios de este país no se cumplen, se deberán hacer las revisiones pertinentes, y eso se refiere tanto tanto a las ayudas pendientes y a los plazos como a los mecanismos de salida, en cuyo caso debería tratarse de una salida ordenada", ha declarado.

Lagarde añade además que esa posibilidad "es algo que sería extraordinariamente costoso" y con un riesgo elevado. "Pero es una opción que estamos obligados a contemplar técnicamente", explica. La responsable del FMI, sin embargo, ha querido ser optimista, y ha expresado su deseo de que la situación política de Grecia y la imposibilidad para que se forme Gobierno en el país se solucionen. "Espero que se encuentre una solución de compromiso que permita avanzar", ha señalado. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información