Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

S&P deja la calificación de la deuda de Cataluña al borde del bono basura

La agencia recorta la nota de nueve comunidades autónomas

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el presidente del Consejo Asesor para la Reactivación Económica y el Crecimiento (CAREC), Salvador Alemany. Ampliar foto
El presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el presidente del Consejo Asesor para la Reactivación Económica y el Crecimiento (CAREC), Salvador Alemany. TONI GARRIGA (EFE)

Tras rebajar hace una semana la nota de la deuda española y el lunes pasado la de la banca, la agencia de calificación Standard & Poor’s (S&P) volvió a hacerlo este viernes. Pero en esta ocasión el golpe contra la credibilidad de la economía española se dirige hacia uno de sus flancos más débiles: las cuentas autonómicas. S&P degradó a última hora a nueve comunidades autónomas. Todas ellas salen perjudicadas, pero especialmente Cataluña, que de una sola tacada cae cuatro escalones y se queda a solo un paso del bono basura.

S&P deja la calificación de la deuda de Cataluña al borde del bono basura

Además de sembrar dudas sobre la posibilidad de Cataluña de pagar su deuda, S&P recortó en dos escalones las calificaciones de Madrid, Galicia, Canarias, (de A a BBB+), País Vasco y Navarra (de AA- a A); y en tres las de Andalucía, Aragón (de A a BBB) y Baleares (de A- a BBB-). Baleares, al igual que Cataluña, se quedan al borde del bono basura. Estas nueve autonomías, además de la Comunidad Valenciana, que mantiene su nota en BB, sufren el riesgo de una evolución económica peor de la prevista, y que esto afecte a sus perfiles de crédito, según la agencia.

S&P argumenta que la capacidad del Gobierno de prestar apoyo a las comunidades en el largo plazo se ha debilitado

S&P argumenta que la capacidad del Gobierno de prestar apoyo a las comunidades en el largo plazo se ha debilitado, en un contexto en el que espera una suave recesión en 2012 de la economía española y una "lenta actividad económica" hasta 2015. Añade, además, que es probable que las bases tributarias de las regiones sigan disminuyendo en 2012 y se enfrenten a un período de "crecimiento mediocre" en los próximos tres años.

En el caso de País Vasco y Navarra, la agencia destaca sus perfiles crediticios "fuertes", debido a su autonomía fiscal, su sólida gestión financiera, su baja carga de deuda y sus economías orientadas a las exportaciones.