Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Repsol garantiza gas boliviano a Argentina

Morales tranquiliza a Brufau al coincidir poco después de la expropiación

El presidente de Bolivia Evo Morales y el presidente de Repsol, Antonio Brufau, inauguran la nueva planta de Campo Margarita.
El presidente de Bolivia Evo Morales y el presidente de Repsol, Antonio Brufau, inauguran la nueva planta de Campo Margarita. EFE

Tras ser despojada de su filial YPF por el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, la española Repsol, integrada en el consorcio Caipipendi, garantizará la provisión de gas natural boliviano a Argentina desde la nueva planta industrializadora de gas, inaugurada el martes en el campo petrolero de Margarita, Tarija, en el sur boliviano.

El presidente Evo Morales, que horas antes firmó la nacionalización de la Transportadora de Electricidad (TDE), filial de Red Eléctrica de España, ha reconocido “el liderazgo de Repsol” en la apertura de esta planta, que permitirá a Bolivia honrar sus demorados compromisos de venta de gas natural a Argentina.

Para calmar cualquier inquietud aseguró al presidente de Repsol, Antonio Brufau, que su Gobierno va a “reconocer siempre las inversiones” de todas aquellas empresas que trabajen en el país como “socios y no patrones”. Poco antes, el presidente de la restituida Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, Carlos Villegas, mencionó algunas ventajas de la nacionalización de los hidrocarburos el 1 de mayo de 2006: “Las reservas de hidrocarburos no cotizan en la Bolsa, la producción petrolera es propiedad del Estado boliviano, ninguna empresa toma decisiones sobre los mercados a los que se destinará la producción, pues es el Estado el responsable de la búsqueda de compradores”, explicó, con la aclaración de que el Estado controla y reconoce costos y ganancias “razonables” de todas las empresas subsidiarias de la estatal boliviana.

“La responsabilidad de esta inversión [de 810 millones de dólares] recae en estas tres empresas. Si alguna de ellas no realiza la inversión que le corresponde, el incumplimiento del contrato recae en las tres”, advirtió Villegas, que no mencionó la situación de la Panamerican Energy, que en enero pasado fue sancionada por incumplimiento de inversiones. La planta generará ahora nueve millones de metros cúbicos al día, de los que al menos siete están destinados al mercado argentino. La inversión del consorcio Caipipendi, integrado por Repsol, British Gas y Panamerican Energy, ha sido de 528 millones de dólares en la primera fase. La segunda será de 810 millones para producir un total de 15 millones de metros cúbicos al día.

Más información