Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Italia secunda a España y aplaza los objetivos de reducción del déficit

Monti, tras las críticas a España, revisa sus previsiones y augura menos crecimiento

El primer ministro italiano, Mario Monti.
El primer ministro italiano, Mario Monti. EFE

El profesor Mario Monti predica, pero no da trigo. Después de poner verde a España y de ofrecerse como modelo de gestión, el primer ministro anunció ayer que el equilibrio presupuestario de Italia tendrá que esperar… un año más. El gobierno italiano, que se había comprometido a acabar 2013 con un déficit del 0,1% del Producto Interior Bruto (PIB), ahora espera un 0,5%. Italia —según el Documento de Economía y Finanzas (DEF) que hoy ha aprobado el consejo de ministros— no estará en disposición de alcanzar ese desfase del 0,1% hasta 2014 y tendrá que esperar hasta 2015 para el equilibro total.

Estas son las proyecciones de las finanzas del país según el Gobierno tecnócrata, porque según las previsiones divulgadas el martes por el Fondo Monetario Internacional (FMI), las cuentas italianas no cuadrarán hasta 2017. Este año, según el organismo dirigido por Christine Lagarde, el déficit será del 2,4% y el próximo, del 1,5%.

No terminan aquí las malas noticias. El Gobierno de Monti también revisa a la baja su previsión de crecimiento. El PIB se contraerá un 1,2%. Hasta ahora se creía que la disminución sería de apenas un 0,4%. Las previsiones indican que hasta 2013 no experimentará un ligero incremento del 0,5% que se consolidará con un 1% en 2014 y un 1,2% en 2015. Pero son, al fin y al cabo, previsiones.

Lo cierto es que, según el propio Monti, la lucha diaria consiste en driblar al abismo: “Combatimos todos los días para evitar el dramático destino de Grecia, donde se viven importantes recortes y se han producido 1.725 suicidios en los últimos dos años…”. En Italia, según los últimos datos, es de “solo” uno al día.