Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Argentina dice que Repsol ha recuperado con creces toda su inversión en YPF

El Gobierno argentino asegura que ha recibido 6.700 millones más de los que pagó

Repsol replica que la rentabilidad ha sido inferior al coste del capital en Argentina

Acusa a la compañía de tener una estrategia “predatoria, cortoplacista y especulativa”

Manifestación en apoyo a la expropiación de YPF en Buenos Aires.
Manifestación en apoyo a la expropiación de YPF en Buenos Aires.

El Gobierno argentino calcula que la petrolera española Repsol no solo ha recuperado ya todo lo invertido en YPF, sino que además se ha embolsado 8.813 millones de dólares (unos 6.700 millones de euros al cambio actual) adicionales entre 1999 y 2011 considerando los dividendos distribuidos y la venta parcial de su participación en la compañía.

“Si se considera además el valor de las acciones de YPF aún en manos de Repsol —un 57% del capital—, las ganancias han sido todavía mayores”, asegura el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, que no toma en cuenta las diferencias de cambio entre el dólar y el euro ni las diferencias temporales de valor de los propios dólares. Repsol replica que "la rentabilidad financiera anual media desde la compra de YPF ha sido de 7-8%, lo que contrasta desfavorablemente con el costo de financiación en Argentina en dólares, que asciende a 14-16%".

Las cuentas que hace el Gobierno argentino, según el texto del proyecto de ley enviado al Parlamento, son las siguientes. Señala que Repsol invirtió 13.158 millones de dólares para adquirir el 97,8% de YPF en 1999. Desde entonces y hasta 2011, Repsol ha recibido 15.278 millones de dólares a través de dividendos, según las cuentas del Ejecutivo argentino.

Los cálculos no toman en cuenta las diferencias de cambio entre el dólar y el euro

Además, la compañía española ingresó 3.539 millones de dólares por la venta del 25,46% de YPF al grupo Petersen, controlado por la familia Eskenazi, y otros 2.704 millones de dólares más por la venta del 17,09% de YPF en Bolsa y a otros inversores.

La conclusión del Gobierno de Cristina Fernández es que Repsol ha recibido ya 8.813 millones de dólares más de los que invirtió en Argentina y acusa a la petrolera española de llevar a cabo una estrategia “predatoria, cortoplacista y especulativa” en YPF.

Repsol rebate las cifras del Gobierno argentino en una presentación que ha registrado esta mañana en la Comisión Nacional del mercado de valores y hace las cuentas de otra forma. Para empezar, señala que la inversión realizada ha sido de 15.005 millones de dólares y no de 13.158 como decía el Gobierno. Además, precisa que las desinversiones han supuesto la recepción de 6.239 millones, de los que 3.554 corresponden a la venta de una participación al Grupo Petersen y otros 2.685 millones son ventas en Bolsa y a otros inversores.

La petrolera española también corrige la cifra de dividendos pagados por YPF a Repsol, que cifra en 15.124 millones de dólares. La conclusión es esa de que la rentabilidad financiera anual media desde la compra de YPF ha sido de 7%-8%, lo que contrasta desfavorablemente con el costo de financiación en Argentina en dólares que asciende al 14%-16%.

Aunque las cifras puedan parecer favorables a la compañía española, la rentabilidad obtenida está en realidad lejos del retorno que suelen exigir las empresas por una inversión con riesgo, especialmente si se tiene en cuenta que las cifras facilitadas son en dólares corrientes y no constantes, esto es, descontando la pérdida temporal de valor del dinero.

Repsol responde, además, a la idea de que el reparto de dividendos ha sido especulativo con el argumento de que el representante del Gobierno en el consejo de YPF siempre aprobó los dividendos repartidos hasta noviembre del año pasado. “El Estado nacional está en todo de acuerdo con las actividades que la compañía viene desarrollando”, ha recordado que señaló el representante del Estado en el consejo de YPF, Roberto Baratta, en noviembre de 2011.