Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La hucha de las pensiones invierte el 90% de sus recursos en deuda española

El fondo de reserva del sistema aumentó un 3,79% en 2011 hasta los 66.814 millones

El rendimiento de los intereses aporta la mayor parte del aumento con 2.217 millones

El Fondo de Reserva de las pensiones de los futuros jubilados españoles es, sin duda, el primer acreedor del Reino de España. El 90% de lo invertido (65.830 millones) lo tiene en bonos de deuda, unos 60.000 millones, según el informe del Fondo que la ministra de Empleo ha depositado hoy en el Congreso. El resto se reparte entre los títulos de Francia, Alemania y Países Bajos.

Durante el año pasado, el dinero ahorrado en la conocida como ‘hucha de las pensiones’ volvió a crecer, hasta alcanzar los 66.814 millones, un 3,79% más que a finales de 2010. Pero este aumento se debió casi exclusivamente al rendimiento de los intereses del fondo, 2.217 millones. El resto, 223 millones, procede de una dotación hecha por el Gobierno procedente del excedente en la gestión de las mutuas de accidentes laborales. En 2010 aumentó en torno a la mitad de lo que lo ha hecho en 2011 con 1.740 millones.

Desde su creación, el fondo de reserva ha invertido sus recursos en deuda pública, principalmente española. Pero esta tendencia se ha acentuado durante la crisis. Así en 2005 era el 80% de los recursos lo que se invertía en bonos del Tesoro Público.

La finalidad del Fondo de Reserva es hacer frente a los déficit que puedan aparecer en el sistema de pensiones derivados de las tensiones demográficas que aparecerán en los próximos años. Antes de la crisis y la reforma de pensiones aprobada el año pasado, la última proyección de la Seguridad Social calculaba que sería necesario echar mano de estos recursos hasta 2023.