Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El paro registrado acumula ocho meses al alza y sube en 38.769 personas en marzo

La afiliación a la Seguridad Social registra una leve mejora por primera vez desde mayo de 2011

El paro registrado acumula ocho meses al alza y sube en 38.769 personas en marzo

El paro registrado en las oficinas públicas de empleo ha vuelto a subir en marzo por octavo mes consecutivo, según los datos que ha hecho públicos hoy el Ministerio de Fátima Báñez. El repunte ha sido de 38.769 desempleados, lo que equivale a un alza del 0,82% con respecto al mes anterior. El incremento ha situado el total de inscritos al antiguo Inem en 4.750.867 personas, un 9,63% o 417.198 parados más que hace un año en un país que es el farolillo rojo de toda la eurozona en lo que al empleo se refiere.

Del lado del empleo, la afiliación a la Seguridad Social ha logrado poner fin a la racha negativa que registraba desde el pasado julio. Sin embargo, la mejora se matiza si se tiene en cuenta que el número de inscritos en el sistema suele subir en marzo y, de hecho, salvo en 2009, lo ha hecho de forma consecutiva desde que arranca la serie histórica, en 2001. Es más, el exiguo avance de 5.419 nuevos trabajadores registrado en el tercer mes del año, lo que equivale a un alza del 0,03%, es el menor de todo este periodo.

El mal balance de marzo que arrojan los datos del Ministerio, que corresponden al primer mes completo con la nueva reforma laboral del Gobierno de Mariano Rajoy, empeoran si se analizan corregidos de efecto calendario. Esto es, con los datos limpios de polvo y paja —una vez equiparados los días laborables—, la afiliación a la Seguridad Social mantiene su tendencia a la baja con una caída de 54.295 personas.

El paro registrado, que venía de sufrir en febrero su peor arranque de año desde 2009, ha subido con mayor intensidad en este 2012 de lo que lo había hecho en los dos ejercicios anteriores. Este mayor deterioro evidencia que la recaída en recesión de la economía española, agravada por los duros recortes aprobados para reducir el déficit, está haciendo mella en el tejido laboral del país. De hecho, el Gobierno cuenta con que el empleo vuelva a caer a lo largo de este año con la pérdida de unos 600.000 puestos de trabajo a tiempo completo.

Los servicios moderan el ritmo de subida del desempleo frente a meses anteriores

No obstante, en marzo, hubo tres comunidades que lograron cambiar de tendencia y consiguieron reducir el número de inscritos en las oficinas del antiguo Inem. En términos absolutos, donde más bajó el paro registrado fue en Cataluña, con un descenso de 3.701 personas. En Baleares, por su parte, se redujo en 2.230, y en Navarra, en 392. Por el contrario, subió en las otras 14 autonomías, con Andalucía y sus 12.538 nuevos desempleados a la cabeza. El paro también aumentó con mayor intensidad que en el resto en la Comunidad Valenciana, con la llegada de 6.575 nuevos desocupados a los servicios de empleo.

La reforma laboral, asimismo, no se deja notar en la contratación. El número de contratos firmados en marzo bajó en un 11% frente al mismo mes de 2011 hasta los 1.026.858. Esta bajada está por encima del descenso acumulado en el trimestre, que fuel del 7,85% con poco más de tres millones que el año anterior. Donde se aprecia una tímida mejora es en que el volumen de los contratos indefinidos frente al total de los realizados en marzo aumenta hasta el 9,59%. Este dato significa que cerca de cada 10 nuevos contratos optaron por este modelo, que tras la reforma cuenta con una indemnización inferior y más facilidades para rescindirlo, cuando en los meses precedentes esta relación era algo inferior.

Por su parte, el nuevo contrato indefinido para emprendedores representó cerca del 10% de los empleos fijos creados en marzo a partir de las declaraciones que realizó ayer Fátima Báñez, quien reveló que en las seis últimas semanas desde la puesta en marcha de la reforma se han firmado algo más de 10.000 contratos para emprendedres.

Confianza en la reforma laboral

La secretaria de Empleo, Engracia Hidalgo ha mostrado su confianza en que, "a pesar de encontrarnos en un contexto de graves dificultades económicas, la reforma laboral cambie el escenario de las relaciones laborales para frenar la destrucción de empleo y crearlo cuando mejore la situación económica".

Bajando al detalle de los datos del departamento que dirige Fátima Báñez, el paro registrado sube en todos los sectores. En proporción, el incremento es más acusado en la agricultura, con un alza del 2,99%, lo que equivale a 4.882 desempleados más, y en el colectivo sin empleo anterior, donde sube en un 2,84% o en 11.393 personas más. En industria, el aumento es del 0,93%, con 4.988 nuevos parados, mientras en los servicios, que ha registrado en los meses precedentes la peor evolución, el paro se incrementa en un 0,54%, lo que supone 15.062 desocupados más.

Otro de los colectivos más afectados por la falta de trabajo, el de los jóvenes menores de 25 años, también ve cómo se prolonga su difícil situación. El paro, en su caso, aumenta en marzo en 7.037 personas o en un 1,40% con respecto al mes anterior.