CUENTAS PÚBLICAS

El Eurogrupo elude hablar de cifras concretas de déficit para España

Guindos confirma que negocia desde hoy con Bruselas para relajar el objetivo de déficit El ministro confirma que la Comisión no dará una nueva cifra hasta mayo El Gobierno anuncia que mañana se concretará el techo de gasto para 2012

“España va a cumplir, pero teniendo en cuenta que las circunstancias han cambiado”. El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha estirado al máximo las posibilidades del lenguaje para combinar la idea de que el Gobierno respeta las metas de déficit pero resulta difícil cumplirlas con el nuevo escenario de recesión. A su llegada a la reunión de ministros de Economía de la zona euro, Guindos ha asegurado que hoy “se inicia un proceso de negociación” con Bruselas para conciliar esas dos circunstancias aunque, de momento, no se ha hablado de cifras concretas y se mantiene la previsión de que la Comisión no dará una nueva meta hasta mayo.

El responsable de Economía ha rehusado en varias ocasiones concretar la flexibilización del objetivo de déficit (4,4% del PIB para este año) que espera obtener de las autoridades comunitarias. “La Comisión Europea conoce ya perfectamente nuestro planteamiento y mañana se sabrá el techo de gasto [de los Presupuestos de 2012, que el Ejecutivo presentará a finales de marzo]”, subrayó Guindos.

A su salida de la reunión, el ministro insistió en que el Eurogrupo no ha discutido sobre "cifras concretas" de déficit para España y sí que, tal y como avanzó horas antes, se ha debatido sobre las medidas que ha abordado el Gobierno. "Han valorado muy positivamente las reformas estructuales en España y nuestro esfuerzo de consolidación fiscal", pero el escenario económico ha cambiado. "Yo he dado sobre todo explicación a mis colegas y estoy convencido que ha sido muy bien recibida", ha insistido antes de confirmar que "en mayo tendremos la decisión final al respecto".

Las palabras del ministro refuerzan la idea de que su principal misión en este encuentro consistirá en convencer a Bruselas de que, con el cambio drástico en el escenario de crecimiento económico —de un crecimiento modesto se ha pasado en pocos meses a prever una recesión del 1,5% en la economía en 2012— no queda más remedio que apaciguar el ritmo de reducción del déficit. “Estas circunstancias son perfectamente comprensibles”, defendió poco antes de que arrancara la reunión.

Más allá de mirar hacia el futuro, Guindos empleará buena parte de sus esfuerzos hoy en “dar explicaciones concretas y específicas” de por qué el déficit del año pasado ha acabado en el 8,5% del PIB, cuando España se había comprometido a lograr un 6%. El ministro hizo una alusión indirecta a la herencia recibida —el Gobierno socialista gestionó las cuentas prácticamente hasta final de año—, pero reiteró “el compromiso absoluto del Ejecutivo con la disciplina presupuestaria y con la transparencia”.

Ese mensaje resulta indispensable para lograr de Bruselas cualquier suavización de las metas de déficit. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, ha insistido una y otra vez en que no sería correcto allanar el camino a España sin conocer los Presupuestos que está preparando para este año. Es decir, el Ejecutivo deberá dar serias muestras de que el ajuste va en serio para lograr cualquier tipo de concesión de la Unión Europea. "Creo que (la decisión se tomará con) el Programa de Estabilidad de España, que se presenta a finales de abril, y creo que tendremos decisión final en mayo al respecto", ha dicho De Guindos.

Tampoco los ministros de otros países quieren hablar, de momento, de esa excepción española. El responsable alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, eludió pronunciarse sobre esa circunstancia. “Hoy hemos venido aquí a hablar de Grecia”, se escudó.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Lucía Abellán

La redactora jefa de Internacional de EL PAÍS ha desarrollado casi toda su carrera profesional en este diario. Comenzó en 1999 en la sección de Economía, donde se especializó en mercado laboral y fiscalidad. Entre 2012 y 2018 fue corresponsal en Bruselas y posteriormente corresponsal diplomática adscrita a la sección de España.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS