Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Facebook se presenta con intenciones modestas ante Wall Street

La empresa 'puntocom' quiere recaudar 5.000 millones de dólares con esta operación

Es el estreno bursátil más importante en la historia de Silicon Valley

Mark Zuckerberg habla con los periodistas en Harvard, en noviembre.
Mark Zuckerberg habla con los periodistas en Harvard, en noviembre. REUTERS

Acabó la agonizante espera. Facebook, la mayor red social en Internet, ha entregado al regulador de Wall Street la documentación en la que solicita permiso para cotizar a lo largo del segundo trimestre bajo el símbolo FB. Una operación con la que la empresa puntocom quiere recaudar 5.000 millones de dólares, lo que la hará protagonista del estreno más importante en la historia de Silicon Valley.

Facebook llega al parqué con una valoración de unos 83.500 millones, cuatro veces superior a la de Google cuando se estrenó en el verano de 2004. El folleto que entrega al regulador confirma que la sociedad generó unos ingresos de 3.700 millones de euros el pasado ejercicio -un incremento del 88% con respecto a 2010-, que le aportaron 770 millones de euros. El 83% de los ingresos fueron generados por publicidad, y Zynga, la compañía de juegos sociales, le aportó el el 12%.

El portal fundado hace ocho años por Mark Zuckerberg, que el año pasado tuvo un sueldo base de medio millón de dólares que se bajará en 2013 a un dólar, apuesta por Morgan Stanley como el banco de inversión que dirigirá la anticipada colocación, en la que participaría Goldman Sachs como accionista de Facebook. Serán también responsables de vender la operación JP Morgan, Bank of America Merrill Lynch y Barclays Capital. Zuckerberg se asegura el control de la compañía al mantener el 57% del poder de voto.

Morgan Stanley ya lideró el estreno del creador de juegos sociales Zynga y del portal de descuentos Groupon, también protagonistas de la denominada revolución de los medios sociales, la que parece ser la segunda burbuja tecnológica. Pero hasta más avanzado el proceso no se conocerá el precio final de la oferta ni que acceso tendrá el común de los inversores.

Facebook superará, eso sí, la oferta de venta de acciones de Google y la de Nestcape, que en 1995 marcó el inicio de la burbuja tecnológica. Sin embargo, se quedará lejos de lo que recaudaron el emisor de tarjetas Visa, en el mayor estreno de Wall Street, con 19.000 millones, y el de General Motors, que acaba reaparecer con una operación valorada en 18.000 millones.

La cuantía suele incrementarse durante le proceso, por lo que no se descarta que se pueda acercar a los 10.000 millones. Lo que parece claro, en todo caso, es que Facebook apuesta por una colocación conservadora, si se compara con el valor de la compañía y el entusiasmo que genera. El anuncio está alimentando además los títulos de Zynga, Groupon y LinkedIn.

Esos son los referentes y lo que va obligar a los gestores de Facebook a ser cautos. El apetito por Groupon duró un mes. Tras llegar el primer día a superar los 31 dólares la acción, en pocas semanas se vino a bajo y su valor bursátil quedó a la mitad. Ahora se pagan a 21 dólares. Con Zynga fue peor. Cerró el estreno por debajo del precio de salida, pero logró recuperarse.

El esperado estreno bursátil de Facebook está generando gran interés sobre una compañía que no tiene un producto real. Algo similar pasó con Google, que en Wall Street ven como referente para anticipar lo que hará Facebook antes y después a su estreno. Su gran reto será demostrar a los futuros accionistas que es tan rentable como popular y consistencia en los ingresos.

Y eso se hará cada vez más difícil, conforme vaya madurando su negocio. La puntocom, con más de 800 millones de seguidores activos y 3.000 empleados, está sumando miembros a un ritmo de cinco al segundo frente a los ocho de hace un año. En algunos mercado, como el de EE UU, empieza a estar muy cerca de la saturación, con un incremento de usuarios del 4% en el último año.

Facebook da el salto al parqué no por una necesidad de liquidez, sino porque está obligada por el regulador a ser más transparente sobre sus cuentas. Otra incógnita, junto al precio, será el mercado bursátil en el que va a cotizar. El New York Stock Exchange libra una intensa batalla con el Nasdaq, la plataforma que suelen elegir las puntocom, para hacerse con tan preciado cliente.

Más información