Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuba regresa a la paridad del dólar con el peso cubano convertible

El Gobierno de Raúl Castro devalúa el peso cubano convertible en un 8%.- Según el presidente del Banco Central Cubano, la medida favorecerá "el establecimiento de condiciones más propicias" en las relaciones financieras externas de la isla

El Gobierno de Raúl Castro ha devaluado hoy el peso cubano convertible (CUC) en un 8%, restableciendo la paridad que hasta 2005 existió entre el dólar estadounidense y la divisa interna cubana, una medida que desde hace tiempo reclamaban empresarios extranjeros y economistas de la isla comprometidos con las reformas aperturistas.

La decisión beneficia en primer término al sector turístico y a los cubanos que reciben remesas del extranjero - calculadas en alrededor de 1.000 millones de dólares anuales-, además de incentivar las exportaciones y favorecer la inversión extranjera, según la mayoría de analistas consultados por este diario.

El diario oficial Granma publica hoy en su edición online el acuerdo del Banco Central de Cuba (BCC) en el que se explica la medida, que ha sido presentada como un "paso discreto dirigido a propiciar una mejoría en el balance de divisas del país" que "constituye un estímulo a la actividad exportadora y al proceso de sustitución de importaciones".

Según el presidente del BCC, Ernesto Medina, la devaluación favorecerá "el establecimiento de condiciones más propicias" en las relaciones financieras externas de la isla, en momentos en que Cuba atraviesa una difícil situación debido a la crisis económica y financiera mundial, los destrozos causados por los huracanes en 2008, la baja productividad de sectores vitales de su economía y los efectos del embargo norteamericano.

Entre otras actividades, el regreso a la parida entre el dólar y el CUC beneficiará a la industria turística, una de las principales fuentes de ingreso de divisas del país, que recibió el año pasado 2,5 millones de visitantes y aportó a la economía nacional más de 2.000 millones de dólares. La sobrevaloración del CUC era criticada por las cadenas hoteleras extranjeras y los turoperadores, que se quejaban de la falta de competitividad del producto turístico cubano debido a los elevados precios en relación a otros destinos de la región.

"Mas allá de los efectos económicos que tenga, que sin duda serán positivos, la medida es importante porque supone volver a una lógica económica y es pragmática porque implica corregir graves errores de la etapa anterior", aseguró un hombre de negocios con una larga trayectoria en Cuba.

En 1993, el ex presidente cubano Fidel Castro legalizó la tenencia de dólares, y durante más de una década la divisa norteamericana tuvo un cambio paritario con relación al CUC. En octubre de de 2004, Castro retiró el dólar de circulación y un año después revaluó el CUC en un 8 % en relación a todas las divisas extranjeras, además de aplicarle un gravamen del 10 % a las operaciones de cambio de dólares en efectivo.

El CUC convive desde entonces en la isla con el peso nacional cubano (o CUP), en el que la mayoría de los cubanos cobran su salario. Un peso convertible equivale a 24 pesos nacionales para la venta, y 25 para la compra, una tasa de cambio que se mantendrá pese a la devaluación del CUC frente al dólar y demás divisas extranjeras, según indicó la nota publicada en Granma.

También se mantendrá el gravamen del 10 % a las transacciones de cambio de dólares en efectivo, por tratarse de una "compensación por los costos y riesgos" que implica para la isla y las entidades financieras internacionales realizar operaciones con dólares debido al embargo estadounidense, asegura el BCC,

La vuelta a la paridad CUC-Dólar ocurre cuando Cuba empieza a superar una grave crisis de liquidez, iniciada a finales del 2008, que le llevó a congelar cientos de millones de dólares en cuentas bancarias de proveedores extranjeros, argumentando que no tenía divisas para cumplir con los depósitos en CUC. La mayoría de las cuentas ya han sido descongeladas o se han firmado acuerdos de pago.