Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La asamblea de CCM aprueba su absorción en plena polémica

Cospedal asegura que pedirá responsabilidades penales por la gestión de la caja de ahorros

La guerra abierta en que se ha convertido la política castellanomanchega llegó ayer a la asamblea de la Caja Castilla-La Mancha, en Cuenca, que aprobó anoche su absorción por Cajastur. Técnicamente, se votó la segregación del negocio bancario de la entidad castellano-manchega a favor de Banco Liberta SA, propiedad de Cajastur. El resultado fue de 110 votos a favor, 3 en contra y 23 abstenciones. El PP ordenó a sus representantes que se abstuvieran -aunque probablemente tuvo fugas, porque tenía más de 23 consejeros-, pero la votación salió adelante igualmente porque contaba con el apoyo del PSOE, el Gobierno regional y los sindicatos representados en la caja. La mayoría necesitaba 94 votos para sacar adelante la decisión.

Los populares se abstuvieron, según señalaron sus portavoces, porque no se habían garantizado por escrito el mantenimiento de los 3.000 puestos de trabajo de CCM y porque los responsables de la caja no habían contestado a sus preguntas sobre la gestión.

La reunión llegó precedida de una fuerte polémica política. La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, también líder regional de este partido, anunció antes de la asamblea que exigirá responsabilidades penales por la gestión en CCM, intervenida en marzo de 2009 por el Banco de España, tanto a los gestores de la entidad como al Gobierno regional, del PSOE.

La secretaria general del PP contestó ayer a las acusaciones de Juan Pedro Hernández Moltó, ex presidente de la caja, quien aseguró en declaraciones a EL PAÍS que fue ella la que exigió en 2007 que colocara en el consejo de la corporación de la caja a su marido -entonces aún no lo era-, Ignacio López del Hierro. Cospedal aseguró en declaraciones a Cuatro: "Cuando se pasan ya los límites y se va a la familia y se trata de perjudicarla, algo se tiene que ocultar muy gordo, cuando además las acusaciones son perfectamente demostrables que son mentira".

También anunció que su marido ha realizado un requerimiento a CCM para que "dé explicación de todo lo que hizo él y dejó de hacer y, además, con copia del gobernador del Banco de España". Esteban González Pons, portavoz del PP, calificó de "obsceno" que Hernández Moltó, en vez de asumir sus responsabilidades por la mala gestión de la caja, "se dedique a manchar a personas y partidos honorables que nada tienen que ver con el caos insondable de la caja castellanomanchega".

Cospedal recordó que el PP regional ha pedido "en seis ocasiones" la celebración de una comisión de investigación para esclarecer lo ocurrido en CCM y ha lamentado que su partido "todavía" no tenga la información de los motivos que han llevado a la intervención de la caja.