Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Europa se aprieta el cinturón

El FMI pide a la eurozona que complete el proyecto de unión monetaria

El organismo monetario internacional reclama a la UE la revisión de los tratados

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha instado hoy a los países de la zona euro a "completar el proyecto de unión monetaria" y a debatir "una revisión de los tratados" que rigen las políticas fiscales. El organismo internacional ha destacado en un comunicado que la actual crisis europea "es el resultado de políticas fiscalmente insostenibles, retrasos en la mejora del sistema financiero, avances insuficientes a la hora establecer la disciplina y la flexibilidad necesarias para un correcto funcionamiento de la unión monetaria y una deficiente gobernanza económica en la zona euro".

Las recomendaciones del Fondo llegan el mismo día en que la canciller alemana, Angela Merkel, y su homólogo al frente del Ejecutivo británico, David Cameron, han reconocido que las principales economías de la UE están sacando la tijera y anunciando medidas "dolorosas" para reducir el déficit público tras vivir los últimos años "por encima de las posibilidades".

En el mismo comunicado, el FMI advierte de que se deben poner en marcha "acciones inmediatas" y "decisivas" para concluir el proyecto de unión mometaria, entre ellas, la reforma del mercado financiero y laboral, y la reducción del déficit en algunos países, a los que no cita. "El marco fiscal de la zona euro debería reforzarse notablemente para lograr la responsabilidad fiscal necesaria para que el colectivo de la unión monetaria funcione correctamente", continúa el FMI.

También advierte de que los países de la eurozona deberían tratar de avanzar y tener capacidad "de adoptar unos objetivos de déficit, basados en la sólida posición económica y la viabilidad de la deuda de cada país". Pero, advierte el FMI, esas reformas "requieren la construcción de un consenso para realizar cambios en los tratados, lo que requiere tiempo".

Asimismo, insiste en la necesidad de establecer la sostenibilidad fiscal, con un ritmo de consolidación que tenga en cuenta las presiones de los mercados financieros y el estado de la recuperación, y de estimular el crecimiento, lo que incluye la implementación de una serie de prioridades y reformas estructurales específicas en los distintos estados miembros.

El FMI ha criticado las insuficiencias del Pacto de Estabilidad que "no alienta a los Estados miembros a que aprovechen la oportunidad durante el tiempos favorables para acumular suficientes reservas y rebajar la deuda a niveles prudentes".