Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las pensiones se actualizarán en 2011 si la inflación supera el 1% este año

Zapatero asegura que habrá una paga extra y que el incremento para compensar la pérdida de poder adquisitivo se consolidará

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha explicado esta tarde que la congelación de las pensiones prevista para 2011 no afectará al ajuste por la inflación de este año. En 2010 las pensiones han subido un 1% y el compromiso tradicional es ajustar la subida una vez que se conozca la inflación interanual del mes de noviembre. Así, si llegado ese mes la inflación es de más del 1%, los pensionistas tendrán en enero una paga compensatoria por el poder adquisitivo perdido y, además, consolidarán la subida acorde con la inflación real. Esa actualización de la subida, que corresponde a 2010, se hará efectiva en el pago de las pensiones durante 2011. Esa revalorización (o subida por el poder adquisitivo perdido) no entra en contradicción con la congelación anunciada por el presidente la semana pasada.

"En función de la inflación del mes de noviembre se revalorizará la pensión en el próximo año, con el modelo que tenemos, es decir, con un paga en el mes de enero y con la acumulación de lo que significa ese volumen mayor que se registra y se imputa mes a mes", ha explicado el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

El efecto sobre la revalorización de las pensiones de 2010 a 2011 era una de las dudas que había suscitado el paquete de medidas de ahorro que ha puesto en marcha el Gobierno de Zapatero.

El anuncio de que las pensiones (salvo las mínimas y las no contributivas) quedarían congeladas en 2011 había dejado la incógnita acerca de qué pasaría con la revisión de la subida de este año. El presidente del Gobierno ha despejado esa incógnita en una rueda de prensa al término de la cumbre UE-Latinoamérica celebrada hoy en Madrid.

En la actualidad, el índice de precios al consumo está en el 1,5% en tasa interanual, pero resulta difícil predecir en qué niveles se moverá en noviembre. La inflación subyacente es negativa (-0,1%), lo que viene a indicar que resulta previsible que la inflación baje si se moderan los precios de los combustibles y de los alimentos no elaborados. Del otro lado, en julio está prevista una subida del IVA que puede trasladarse parcialmente a los precios, presionando la inflación al alza.

En todo caso, los pensionistas ya tienen claro que la congelación afecta de modo estricto a la subida de 2011 y que en ningún caso se producirá pérdida de poder adquisitivo con respecto a la evolución de los precios en 2010. Desde el punto de vista de los jubilados con las pensiones de 2011 congeladas, si la inflación supera el 1% en noviembre, cobrarán no sólo la paga compensatoria, sino que luego recibirán mensualmente un poco más de pensión de lo que han venido percibiendo este año.