Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Méndez pide al Gobierno una "modificación muy clara" de la propuesta sobre jubilación

El secretario general de UGT recuerda que la paz social es "misión de todos", augura un inminente acuerdo sobre convenio colectivo con la patronal y valora positivamente el texto sobre reforma laboral

El secretario general de la Unión General de Trabajadores (UGT), Cándido Méndez, ha reiterado hoy que la propuesta de reforma de pensiones aprobada por el Gobierno el pasado 29 de enero ha generado "profundo desacuerdo" tanto en su sindicato como en Comisiones Obreras (CC OO). Por ello, Méndez ha pedido una "modificación muy clara" de la propuesta del Ejecutivo, que según ha recordado debe ir al Pacto de Toledo, y ha asegurado que la paz social es "misión de todos".

En declaraciones a la cadena SER, donde ha sido entrevistado en el programa A vivir que son días , Méndez ha valorado positivamente el documento presentado ayer por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero sobre reforma laboral. Al respecto, ha asegurado que es una "buena base de partida" y ha pedido que se analice bien qué aspectos deben corregirse para no provocar una "tala indiscriminada" que recorte también los derechos de los trabajadores ya que "la reforma laboral no tiene por qué ser muy contundente" .

Sobre la intención del Gobierno de centrar la reforma laboral en el contrato de fomento del empleo estable (cuya indemnización por despido es de 33 días frente a los 45 de un fijo ordinario), el secretario general de UGT ha recordado que esa modalidad contractual se pactó en 1996 entre los sindicatos y los empresarios y ha asegurado que los primordial ahora es identificar los colectivos sobre los que habría que incentivar la contratación. Entre estos, se ha referido a los jóvenes y a las mujeres.

En su repaso a los temas que actualmente más ocupan a los sindicatos, Méndez ha destacado que el acuerdo con la patronal en materia de negociación colectiva se alcanzará como muy tarde a "mitad de la semana que viene". Sin embargo, no ha querido aventurar una fecha exacta, porque el acuerdo, ha dicho, está en un momento "delicado" y puede "dar al traste" por un "exceso de celo o por una puntillosidad en la redacción".

Los sindicatos CCOO y UGT y las patronales CEOE y CEPYME ultiman un acuerdo de negociación colectiva para los años 2010, 2011 y 2012 y que tendría un impacto "equivalente al 30-40 por ciento del PIB", según Méndez, ya que afectaría a unos doce millones de trabajadores. "Si las cosas salen como tenemos planteadas, habrá un cauce fluido que contribuirá a la paz social", ha asegurado el líder sindical en alusión también a la reforma de las pensiones y del sistema laboral.