Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La salida de la crisis

Zapatero afirma que sin las medidas del Plan E el paro estaría en el 20%

El presidente justifica el fuerte aumento del gasto público y asegura que la recuperación es "inminente", aunque insiste en la reforma del mercado laboral

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha aprovechado la presentación de su informe económico anual para hacer una férrea defensa de las medidas puestas en marcha desde el Ejecutivo para atajar el impacto de la crisis agrupadas en el Plan E y el aumento del gasto que han llevado acarreadas. Dinero que se ha traducido en un ascenso sin precedentes en los últimos años del déficit público pero que, sin estas partidas, habría supuesto un ascenso del paro de dos puntos porcentuales, con lo que en lugar de estar en el 17,9% actual se hubiera ido por encima del 20% al aumentar en unos 460.000 desempleados.

Pero no es suficiente. Ante las principales figuras del panorama económico, empresarial y sindical, el presidente ha afirmado que se necesitan una reforma del mercado laboral, que debería empezar a dar frutos en el primer trimestre de 2010, y otra del sistema de las pensiones y la Seguridad Social para realizar el "tránsito a una nueva fase de recuperación". El final de la crisis, ha añadido, "es inminente", pero se deben llevar a cabo reformas para que "el tren del crecimiento" -"que está muy próximo", ha insistido- pueda "acelerar hasta volver a crear empleo".

Tras hacer un repaso del impacto de las medidas incluidas en el Plan E y que, en su opinión, ha tenido un "resultado satisfactorio", Zapatero ha puesto el énfasis en que estas actuaciones y el aumento del déficit que han llevado implícitas "eran imprescindibles e inevitables". "Nadie puede poner en duda sensatamente que el esfuerzo fiscal ha evitado que la crisis se convirtiese en una depresión profunda", ha explicado antes de recordar que hasta el Fondo Monetario Internacional ha valorado que España ha actuado de "forma rápida y eficaz movilizando más recursos que el resto".

"Somos conscientes del esfuerzo fiscal realizado, pero era el momento de hacerlo", ha defendido Zapatero al tiempo que ha destacado que "la descalificación de que la recuperación no iba a llegar abriendo y cerrando zanjas no recoge la realidad".

Advertencia de S&P

Con estas afirmaciones, el jefe del Ejecutivo ha querido salir al paso de las críticas vertidas desde la oposición al incremento del gasto y a la decisión de la agencia Standard & Poor's de poner bajo vigilancia la calificación de la calidad de la deuda de España, que ayer causó un desplome de la Bolsa. Así, aunque ha admitido que la deuda pública ha aumentado considerablemente por las medidas anticíclicas, ha defendido que se mantiene 20 puntos por debajo de sus socios del euro y que el Tesoro "se está financiando a niveles normales".

Junto al problema del déficit, sobre el que se ha mostrado confiado en que volverá a los límites del 3% del PIB que impone Bruselas dentro de los cuatro años de plazo "no solo por ser aconsejable", si no por necesidad y exigencia"; Zapatero ha situado el paro como el otro foco de preocupación del Gobierno.

En este apartado, ha advertido de que aunque la recuperación esté cerca, el "objetivo es que ese crecimiento nos permita volver a crear empleo. Y lo vamos a hacer creciendo de otro modo. Este es el único camino que se concibe para garantizar el bienestar". Un camino que, según ha recordado y tal y como ya afirmó en el Congreso la semana pasada al presentar la futura Ley de Economía Sostenible, pasa por cambiar el modelo productivo, producir más y mejor, con más valor añadido e implicando a los nuevos sectores.

Rajoy: "Es necesaria una rectificación y no el autobombo obsceno del Gobierno"

El presidente del PP , Mariano Rajoy, ha calificado hoy de "autobombo obsceno" las últimas declaraciones del jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, acerca de que el crecimiento económico es inminente, un día después de que la agenda internacional de calificación de riesgo S&P cuestione la solvencia de la deuda pública española. Según ha asegurado, España "es un país fiable y el que no es fiable es el Gobierno de España".

"Lo que precisamos en este momento es una rectificación urgente de la política económica y no el autobombo obsceno al que hemos asistido esta mañana en el Palacio de La Moncloa", ha declarado Rajoy en una rueda de prensa celebrada en Bonn en el marco del Congreso del Partido Popular Europeo (PPE).

Más información