Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Ley de Economía Sostenible

'The Economist': "España es el nuevo enfermo de Europa"

La publicación carga contra la nueva ley de Zapatero y le califica de "eterno optimista"

Europa, donde la mayoría de los países miembros consiguieron salir de la recesión en el tercer trimestre de este año, está acusando la "gripe española", la única de las economías de la unión que sigue en negativo. Esta es la opinión vertida por el semanario The Economist (enlace en inglés) en su último número, en el que además de calificar a España como "el enfermo de Europa", critica la nueva Ley de Economía Sostenible de Zapatero, cuyo anteproyecto está previsto que sea aprobado hoy en el Consejo de Ministros, por estar llena de "buenas intenciones" y "quedarse corta en medidas duras".

La publicación económica repasa la coyuntura actual española, a raíz de unas jornadas organizadas en Madrid en las que el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, insistió en que la recuperación económica de España ya ha comenzado y afirmó que el potencial de crecimiento español sigue siendo superior a la media europea. Postura que le ha granjeado al jefe del Ejecutivo español en el artículo el calificativo de "eterno optimista".

El sistema laboral español es, según The Economist "ineficaz e injusto", ya que el alto coste del despido de los trabajadores con contratos indefinidos perjudica la productividad. "Los trabajadores incompetentes con contratos indefinidos están protegidos" y no se incentiva la formación de los jóvenes ni de los que se encuentran en una situación de temporalidad, explica el semanario.

Este es uno de los aspectos que la publicación británica más critica de la nueva Ley de Economía Sostenible, presentada por el Ejecutivo español como la receta para salir de la recesión. The Economist prevé que la ley excluirá una reforma laboral que permita abaratar el despido para agradar a los sindicatos, lo que, asegura, no es probable que no se traduzca en grandes cambios.

La contención en el gasto público y el aumento de los impuestos, medidas anunciadas por la ministra Salgado tampoco se salvan de la hoguera. The Economist cuestiona su eficacia preguntado de dónde va a provenir el crecimiento si se reduce el gasto público y no se promueven "reformas radicales". ¿Qué salida le queda a España? Según la revista el "salvador a corto plazo" será el resto de la Unión Europea, que recibe las dos terceras partes de las exportaciones españolas, y concluye que aunque pueda avanzar durante un tiempo enganchada al tirón de Francia y Alemania, "España debe hacer mucho más para poner su propia casa en orden".