Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Deutsche Telekom sale de números rojos pese al fracaso de los peajes

El gigante europeo de las telecomunicaciones redujo su endeudamiento un 24%

Deutsche Telekom ha anunciado hoy que su beneficio neto ascendió en 2003 a 1.250 millones de euros, frente a las pérdidas récord de 24.600 millones que registró un año antes. Abandona así los números rojos a pesar del estrepitoso fracaso de la compañía Toll Collect, participada por la operadora, en la creación de un sistema de telepeajes en Alemania.

Durante la presentación de sus cuentas anuales correspondientes a 2003 celebrada en Bonn (Alemania), la mayor operadora de telecomunicaciones europea anunció además que consiguió reducir durante el ejercicio su abultado endeudamiento en 12.000 millones de euros, un 24%. Aún así, no dará dividendo con cargo a este ejercicio.

Los resultados positivos se producen después de un último trimestre no demasiado bueno. De octubre a diciembre, la compañía alemana perdió 364 millones de euros, lo que supuso el primer balance trimestral negativo del año, por el lastre que en sus cuentas ha supuesto la creación de Toll Collect, una empresa para el control del pago en las autopistas alemanas. Su participación en el consorcio le costó 442 millones de euros. El peaje para camiones pesados debía haber sido introducido el año pasado, pero los problemas técnicos que han tenido Deutsche Telekom y su socio en el proyecto, DaimlerChrysler, han retrasado su puesta en marcha hasta 2005, lo que para ambas ha supuesto incumplir el contrato con el Gobierno germano.

En el conjunto del año, el resultado bruto de explotación (Ebitda) subió un 12% al conseguirse 18.300 millones, en línea con lo previsto por la empresa y los expertos. En términos de ingresos, la compañía también ha registrado un buen comportamiento, al subir un 4% a 55.800 millones de euros. Deustche Telekom ha sido capaz de aumentar su base global de clientes y su volumen de facturación en un entorno de demanda recesivo. Además, todas las divisiones del grupo han experimentado un importante aumento en sus resultados operativos, lo que atestigua el éxito de los procesos de reestructuración y ahorro de costes puestos en práctica.

El lastre de la deuda

Deutsche Telekom arrastra una deuda insoportable derivada de su fuerte política de adquisiciones durante la burbuja tecnológica. Llegó a alcanzar los 71.000 millones de euros a mediados de 2001. Desde que su presidente, Kai-Uwe Ricke, tomó las riendas de la firma un año después, en noviembre de 2002, la operadora ha logrado ir reduciendo poco a poco el endeudamiento, gracias a la venta de activos y al recorte de costes y gastos. En 2003, la deuda neta se recortó hasta 46.600 millones de euros, un 24% menos que un año antes. De esa cantidad, 2.600 millones se rebajaron sólo durante el cuarto trimestre.

T-Mobile no saldrá a bolsa

La operadora alemana ha congelado sus planes de sacar al mercado su filial de móviles T-Mobile, dijo hoy su presidente, Kai-Uwe Ricke, durante la presentación de los resultados en Bonn. Ricke también descartó una posible recompra de su filial de internet T-Online, que cotiza en la bolsa de Francfort y en la que participa actualmente con un 75%. En cuanto a las compras que la operadora pudiera hacer en el futuro, el presidente de la alemana concluyó que sólo realizará "las que incrementen el valor de Deutsche Telekom".