Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kim Dotcom: "Un desprecio a los derechos humanos"

Kim Dotcom, el fundador y dueño del portal de descargas Megaupload seguirá en la cárcel de Nueva Zelanda. Ayer se lo comunicó el juez, justo antes de que él pudiera dar su opinión sobre el cierre de su portal, señaló, sin un proceso judicial previo. "Es el mayor desprecio a los derechos humanos básicos en la historia de Internet".

Dotcom compareció ante la justicia neozelandesa para apelar contra una sentencia que, la semana pasada, le denegaba la libertad condicional. Pero el juez volvió a fallar en su contra, ya que considera que el riesgo de que se fugue es "significativo".

"¿Qué haría en Alemania con cinco niños, una esposa y sin dinero?", declaró. El magistrado sospecha que el informático quiere huir precisamente a ese país ya que allí nació y además carece de convenio de extradición con EE UU, que ha pedido poder juzgarle en su territorio.

El informático alemán fue detenido, el pasado 20 de enero, junto con otros tres responsables de Megaupload, en una operación llevada a cabo por la policía neozelandesa y asistida por agentes del FBI. En el caso de que la justicia de Nueva Zelanda conceda la extradición de los cuatro, afrontarán en EE UU cargos por crimen organizado, blanqueo de dinero y de violación de la ley de derechos de propiedad intelectual. Delitos por los que pueden ser condenados a una pena máxima de 50 años de cárcel.

Dotcom agregó que se le ha confiscado "todo" y ya no tiene dinero e insistió en que, si regresara a su país, no podría descongelar sus activos. Por tanto, el creador de Megaupload asegura que prefiere quedarse en Nueva Zelanda e intentar recuperar su dinero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de febrero de 2012