Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DEPORTES

Sin Liga ni fórmula 1

La televisión balear renuncia al fútbol de Primera División por el ajuste presupuestario - El recorte se lleva por delante el Mundial de Automovilismo

Los recortes están obligando a las televisiones a desprenderse de algunos de sus contenidos más costosos. La autonómica balear IB3 ha renunciado a la retransmisión de los partidos de la Primera División de la Liga de fútbol y a las carreras de fórmula 1. Con esta decisión se adapta a "la realidad económica y presupuestaria de 2012", según sus responsables. Para este año, el ente regional cuenta en un presupuesto de 30 millones de euros, la mitad del que tenía en 2011.

IB3 apaga desde hoy las retransmisiones futbolísticas de la máxima categoría y mantendrá esta misma política durante toda la segunda vuelta del campeonato. Por tanto, esta noche ya no ofrecerá el Málaga-Atlético de Madrid.

Los ingresos de IB3 para este año serán la mitad de los que registró en 2011

La televisión balear tampoco emitirá este año los dos grandes premios de fórmula 1 previstos para 2012: la carrera que se celebrará el 13 de mayo en Montmeló (Barcelona) y la del 24 de junio en el circuito urbano de Valencia

El ente regional explica que para "garantizar la viabilidad" de la televisión pública de las islas "no se apostará por las retransmisiones deportivas que se pueden ver en otras cadenas". De hecho, tanto los partidos de fútbol como las pruebas de automovilismo los difunde La Sexta. Para rentabilizar estos derechos, la cadena privada vendió a las autonómicas la señal de los encuentros de los sábados y de la f-1, pese a que los espectadores podían seguir en toda España estos deportes a través de La Sexta.

Prácticamente todas las televisiones autonómicas optaron en un principio por incluir la Liga en sus parrillas, pero poco a poco se han ido descolgando. A tenor del coste que suponían estos derechos y de las audiencias obtenidas por los canales regionales, el único operador beneficiado en esta operación ha sido La Sexta. Ahora, tan solo Telemadrid y TV-3 compartirán el fútbol con la emisora privada.

Pero el fútbol no desaparece del todo de la televisión balear, que seguirá emitiendo los partidos de la Liga de Campeones en manos de la Federación de Organismos de Radio y Televisión Autonómicos (Forta). El ente afirma que mantendrá "su confianza" en los equipos locales de categorías inferiores, como el Atlètic Balears, el Manacor, el Mallorca B y el Sporting Maonès.

En al caso de la fórmula 1, La Sexta ha compartido las carreras con la catalana TV-3, la valenciana Canal 9 y la asturiana TPA. Pero podrían dejar de difundirlas ante las dificultades financieras por las que atraviesan estas corporaciones públicas. Además, la absorción de La Sexta por parte de Antena 3 podría alterar la cobertura del Mundial de Automovilismo de 2012, ya que hay muchas probabilidades de que salte a la parrilla de Antena 3.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de enero de 2012