Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:SOLEDAD LORENZO | CREADORES

Contra la nostalgia

Gran dama del arte español, celebra sus 25 años al frente de una galería de arte convertida en referencia y anuncia a su vez la retirada. Ella siempre ha defendido huir de la melancolía para que todo funcione.

Creo que en ciertos objetos perdura una huella emocional que los hace trascender más allá del tiempo y los lugares. He hablado en numerosas ocasiones con Soledad sobre qué le llevó a fundar su propia galería. Su padre era coleccionista y desde pequeña estuvo en contacto con el mundo del arte y las ideas. Con la muerte prematura de sus seres más cercanos, aprendió a sublimar la vida. Reconoce en el arte un poder para elevarse sobre lo material. Los artistas son uno de sus referentes porque le hacen dudar del lenguaje de las palabras y, por ello, siempre los ha cuidado. Cuando Soledad afirma "el arte es la vida y el presente" adquiere un significado autobiográfico.

En su larga trayectoria, me gusta una anécdota de sus primeros años como galerista: Soledad llamó a un prestigioso artista norteamericano. Con las limitaciones del idioma, además de la atípica voz quebrada de Soledad, el artista dio por sentado que hablaba con un hombre. Asumió, ante la firmeza profesional de la persona al otro lado, que "Soledad" era un nombre masculino. Cuando supo que detrás de esta voz inquebrantable se escondía una gran mujer se quedó estupefacto.

En la reciente cena donde celebró sus 25 años como galerista, me acerqué para agradecerle el haber compartido con ella ese momento. Soledad me respondió: "¿Ves?, estamos obligados a expresarnos sin nostalgia para que todo siga funcionando".

Ana Laura Aláez es artista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de diciembre de 2011