Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:GEMMA NIERGA | ESTRELLAS

Reina de la tarde

Una exitosa mezcla de entrevistadora, confidente y curiosa empedernida. La periodista catalana cumple 15 años al frente de La ventana, de la Cadena SER, líder de las tardes de radio en España.

La ventana, dirigida por Gemma Nierga, comenzó su andadura el 1 de septiembre de 1997. El día después de la muerte de Diana de Gales en París. Un momento difícil para cualquier estreno. Sin embargo, Gemma fue toda disciplina, excelente voz y magnífico temple para ir de la noticia a la emoción y de la emoción al análisis y del análisis al humor. Un tour de force sentimental y periodístico que ha sido la característica definitiva del programa en estos 15 años. Muchas han sido las secciones, voces y opiniones que la han alimentado. Muchas se recuerdan fácilmente, como la sección de niños, que ahora serán estudiantes universitarios y también españoles asombrados por un mundo que cambió sin pedirles permiso. Siempre sabia, Gemma ahora incorpora a unos estudiantes que lideran opiniones. Santiago Carrillo ha sido un "ventanero" al lado de infinidad de políticos, algunos divergentes con su historia política. Jaume Figueras informa de cine y los presos tienen su propia ventana para expresarse desde sus cárceles. Voces como la de Terenci Moix no están más, lamentablemente, pero taxistas en muchas partes de España recuerdan un diálogo invalorable y delirante entre Moix y Antonio Gala recordando impromptu un viaje de los dos a China. Uno de esos momentos radiofónicos que solo pueden suceder en La ventana, gracias a la capacidad de oyente, entrevistadora, confidente y curiosa que posee Nierga.

Personalmente ha sido un gran privilegio acompañarla en la tertulia de los latinoamericanos, que han conformado desde su inicio Álvaro Vargas Llosa y Jorge Lanata. La idea surgió de Gemma y su equipo, que también ha estado a su lado estos tres lustros. Si bien nos han acompañado caballeros de la talla de Jaime Bayly, Santiago Roncagliolo y Rodolfo Irago, el trío inicial de mosqueteros se ha ido reforzando en su mezcla única de humor, política y hasta ayuda mutua, hoy día con la inestimable ponderación de Rafael de Miguel. Gemma se divierte y participa, algo que también le es muy característico, pero sobre todo va arrojando temas y permitiendo el exquisito intercambio de opiniones. Sus oyentes se asombran de que nos escuchemos tan nítidamente, estando en esquinas distintas del planeta. Todos se fascinan de que sea el español lo que nos una. El truco está en que es, por encima de todo, pura radio. Se describen las definiciones, se habla muy pegado al micrófono, se piensa en ese oyente que nos sigue bien desde su trabajo o en el automóvil, atrapado en ciudades pobladas de ventanas, pero con solo una, la de Gemma, abierta desde la voz y el espíritu vivo de la radio.

Boris Izaguirre es escritor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de diciembre de 2011