Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación aún debe tres millones por los textos escolares

Los empresarios adelantaron el dinero del sistema de ayudas

A los libreros gallegos se les agota la paciencia. Estos pequeños empresarios, que viven prácticamente de la venta de libros de texto, adelantaron a la Xunta el dinero de los ejemplares incluidos en el nuevo sistema de ayudas con el que la Consellería de Educación sustituyó la gratuidad que había instaurado el bipartito. Pero la Xunta no salda la deuda. "Estamos desarmados, solo nos queda el derecho al pataleo", explica el desánimo del colectivo el presidente de la federación gallega, Xurxo Patiño.

Desde que el pasado 4 de octubre los libreros denunciaron públicamente el impago de la Administración autonómica, la consellería comenzó a afrontar su deuda y asumió el 80% del adelanto pero "le quedan tres millones de euros por saldar y ni los paga ni nos dan explicaciones".

Los libreros estiman en 20.000 euros la deuda media con cada negocio

El negocio de las librerías, sin grandes márgenes de beneficio y con un descenso de las ventas en progresión, es frágil y los pequeños empresarios se encomiendan a la campaña de los libros de texto que les garantizan las ventas durante la temporada de comienzo de curso. Pero el nuevo sistema de ayuda de Educación que supone que los libreros "presten los textos a la Xunta" ha sido letal para algunos establecimientos.

El nuevo sistema de ayudas, por el que el Gobierno autónomo subvenciona a las familias con menos ingresos, acarreaba una ventaja para los libreros a la hora de cobrar con un modelo de canje que en 2010 funcionó sin problemas. Pero este curso, con los recortes, la situación ha cambiado. "Las editoriales, al no cobrar a tiempo, dejan de enviarnos las novedades. Con sus impagos, la Xunta acaba con nuestros proveedores", comenta uno de los libreros afectados en Santiago.

Patiño alerta de la trascendencia de la demora en los pagos. "Hay gente con empleados a los que tiene que pagarles la extraordinaria de Navidad y no dispone ya liquidez". El presidente de la federación de libreros de Galicia alerta de que la deuda de la consellería oscila entre 20.000 ó 25.000 euros por librería "y muchos no lo pueden asumir". Los afectados están "cansados de esperar". "Tuvimos mucha paciencia y aceptamos todo, pero urge ya una solución", sostiene Patiño.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de diciembre de 2011