Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Risga crece un 3% mientras las solicitudes se duplican

El BNG utilizó adjetivos más duros que el PSdeG pero la oposición en pleno se abalanzó ayer sobre la Xunta a cuenta de las políticas sociales y la atención a los más débiles. En la sesión parlamentaria, la diputada socialista Beatriz Sestayo cargó contra la Consellería de Traballo e Benestar por dedicar una partida de 23,3 millones a pagar esa ayuda, la última que cobran los parados y personas sin prestación, antes de quedar a la intemperie.

El capítulo crece un 3% en los presupuestos de 2012, a pesar de que, según cálculos de la titular de Benestar, Beatriz Mato, las solicitudes se incrementarán el año próximo un 100%. El Gobierno alega que las cuentas prevén un crédito ampliable para hacerles frente. Socialistas y nacionalistas no se creen nada. Así quedó patente en la sesión parlamentaria de ayer. La viceportavoz popular Marta Rodríguez Arias acusó de alarmismo a la oposición. Aseguró que la partida puede engordar en función de las necesidades y aseguró que en una enmienda su grupo plantea incrementar en 1,9 millones ese capítulo.

La réplica de Sestayo fue preguntar por qué si se prevé que las peticiones se van a duplicar el ejercicio próximo no cuenta con respaldo presupuestario. "Sabemos que existe ese compromiso y también que no se cumplió", dijo la parlamentaria del PSOE. Y en el argumento insistió el nacionalista Manuel Parga Núñez. "En 2010 no hubo ampliación de partidas del Risga, dejaron sin gastar dos millones en el programa de protección social. En los primeros seis meses, ejecutaron el 34% de este programa. Muchas personas que la precisaban se van a quedar sin ella. La Risga no está blindada", lamentó el diputado nacionalista

Cinco desahucios al día

Luego citó el episodio de los tres indigentes que murieron en las calles de A Coruña durante el pasado mes. Culpó de ello a las políticas que practican los grandes partidos en España y Europa. "Son resultados de políticas neoliberales practicadas a conciencia, del abuso de los especuladores y poderosos, de la banca a la que se les presta cobertura todos los días, a ellos y a sus abusos", censuró también. Según sus cuentas, cinco familias son desahuciadas cada día en Galicia.

La diputada popular recriminó a ambos que se hayan "olvidado de las políticas socialistas que llevaron a todos los españoles y gallegos a esta situación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de diciembre de 2011