Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los imputados por el saqueo de Emarsa entregan sus pasaportes en el juzgado

Cuatro de los imputados en la investigación por el saqueo de la empresa pública Emarsa entregaron ayer sus pasaportes, tal como exigió el juez que investiga el caso por los supuestos delitos de estafa y malversación de fondos públicos. Emarsa gestionó hasta su desaparición el año pasado la depuradora de Pinedo (Valencia), en la que se ha destapado un agujero de 17 millones de euros que algunos, como la secretaria general del PSPV en la provincia de Valencia, Carmen Martínez, elevan hasta los 40 millones.

Los imputados que están desde el viernes en libertad provisional son Esteban Cuesta, exgerente de Emarsa; Enrique Arnal, director financiero de la sociedad entre 1996 y 2010; Sebastián García, administrador de Microprocesadores Valencia, SL y Sofitec, y José Luis Sena, cuya empresa, Notec, también facturó a Emarsa.

El juez ordenó la entrega de los pasaportes porque los hechos que se les imputan llevan aparejadas penas de prisión de hasta ocho años, lo que, en opinión del magistrado, implica un riesgo "cierto" de que abandonen el país. Riesgo que se acrecienta "ante la posible existencia de intereses económicos de los imputados en el extranjero", según consta en el auto judicial.

Carmen Martínez ha reclamado al presidente de la Generalitat y del PP valenciano, Alberto Fabra, que "actúe de verdad en el caso Emarsa, de forma contundente y ejemplarizante, y no como hizo el PP en el caso Gürtel".

Martínez considera que la destitución del exgerente de la empresa de su cargo en el PP "es insuficiente para depurar las responsabilidades políticas" y ha señalado al alcalde de Manises, Enrique Crespo, que presidió la entidad metropolitana de depuración y también está imputado, y a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá.

En opinión de Martínez, el caso Emarsa supera al Gürtel "en la cantidad sustraída que, probablemente, estará por encima de los 40 millones de euros, que ahora están en paradero desconocido". La dirigente socialista también ha criticado los excesos en viajes y comidas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de noviembre de 2011