Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

José Luis Gómez, fundador de La Abadía, propuesto para la RAE

El actor aspira al sillón Z que ocupaba Francisco Ayala

Entre las plazas de larga tradición en la RAE figuran las de médico y militar, pero no la de actor. Pocos intérpretes han logrado el reconocimiento suficiente para acceder a la histórica institución, y cuando lo han hecho ha sido por su carácter de hombre orquesta de la cultura. El ejemplo perfecto fue Fernando Fernán Gómez, intérprete y mil cosas más: escritor, articulista, dramaturgo. Desde que murió, en 2007, los actores se despidieron de la RAE, aunque podrían regresar ahora si prospera la candidatura de José Luis Gómez para ocupar el sillón Z, vacante tras el fallecimiento del escritor Francisco Ayala hace dos años.

Gómez (Huelva, 1940) encarna en cierto sentido al animal escénico total: ha sido actor, productor y director, además de fundar, en 1995, la prestigiosa compañía La Abadía. Sus avales para entrar en la Academia son el dramaturgo Francisco Nieva -ahora mismo el único hombre de teatro en la casa-, el filósofo Emilio Lledó y el periodista Juan Luis Cebrián.

Fuentes de la RAE confirmaron que, hasta el momento, es la única candidatura presentada, aunque el plazo estará abierto hasta las 24.00 del jueves. La votación para el sillón Z se celebrará previsiblemente el primer jueves de diciembre, casi con seguridad la última del año, aunque hay otras tres plazas pendientes de cubrir desde el fallecimiento de Valentín García Yebra (sillón n), el economista Luis Ángel Rojo (sillón f) y el militar Eliseo Álvarez Arenas Pacheco (sillón b).

Si no hay ningún aspirante más para la Z, José Luis Gómez tendrá hasta tres votaciones para ser aceptado y le bastará con recibir la mitad más uno de los votos de los académicos presentes en la tercera ronda para ingresar. Ser el único tampoco es una garantía plena, como avisan fuentes de la RAE. "En las votaciones de la Academia ocurren cosas muy raras, y en alguna ocasión anterior en las que solo había un candidato no logró los votos suficientes para ser elegido", señalaron las citadas fuentes. Le ocurrió en 1999 al escritor José Manuel Caballero Bonald, a quien le faltó un voto para entrar en la RAE.

Aunque su carrera artística está íntimamente vinculada al teatro, Gómez ha tenido algunos papeles relevantes en el cine, entre ellos el reciente villano de Los abrazos rotos, de Pedro Almodóvar. Por su trabajo como Pascual Duarte en la adaptación cinematográfica de la novela de Miguel Delibes fue distinguido en el festival de cine de Cannes. Si finalmente ingresa en la RAE, habrá tenido un 2011 redondo, que arrancó con su investidura como doctor honoris causa por la Universidad Complutense.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de noviembre de 2011