Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Defensa cierra la venta de terrenos para la Operación Campamento

El Ayuntamiento recibirá el proyecto en breve y las obras empezarán si lo aprueba

La Operación Campamento, uno de los mayores proyectos urbanísticos de Madrid, avanza. Está previsto que el plan, que permitirá construir 10.700 viviendas -7.000 de ellas protegidas- sobre los antiguos cuarteles militares de la carretera de Extremadura (A-5), supere hoy otro de los innumerables escollos que lo ha dilatado durante más de dos décadas. El Ministerio de Defensa traspasará a la Sociedad Estatal de Promoción y Equipamiento de Suelo (Sepes) el 51% de los terrenos del ámbito urbanístico por 150,5 millones de euros.

A partir de ahora, Sepes será responsable de la operación y se encargará de impulsar los trámites para que en unos meses comiencen a construirse las primeras viviendas. Esta mañana está previsto que Beatriz Corredor, presidenta de Sepes, y Constantino Méndez, secretario de Estado de Defensa, suscriban el contrato de traspaso de los terrenos. Entre las condiciones del acuerdo está la forma de pago, según las cuales, Sepes pagará 37,625 millones (el 25%) en el momento de la firma y el resto, 112,875 millones, en 10 anualidades de 11,287 millones.

Las parcelas se empezarán a comercializar en 2013, según Corredor

"Los ciudadanos han podido tener la sensación de que durante años no hemos hecho nada, pero es un problema de visibilidad: la operación no ha estado parada, se han realizado infinidad de gestiones, trabajos muy técnicos pero necesarios para el desarrollo de la operación con las debidas garantías para los ciudadanos", señala Beatriz Corredor, presidenta de Sepes. "El retraso, según los técnicos municipales, se ha debido a la dificultad para identificar los títulos de propiedad de Defensa. Eran confusos y poco claros", explica Pilar Martínez, concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid, quien añade que, después de que hoy el Ministerio de Defensa y Sepes formalicen la venta de terrenos, el siguiente paso será presentar el proceso de urbanización, que ni siquiera está redactado: "El plan de urbanización requiere una serie de trámites que lo retrasarán como mínimo otros seis meses: aprobación inicial, información pública...". La concejal se muestra cauta sobre la operación y recuerda que la firma del contrato se hace a menos de un mes de unas elecciones estatales que pueden cambiar el Gobierno.

Lo cierto es que el traspaso de la titularidad de los terrenos impulsa una operación que afecta a 2,11 millones de metros cuadrados en el sur de Madrid, con una inversión prevista de 450 millones. Una cuarta parte de los terrenos donde se levantaban los cuarteles militares del sur de Madrid, que Defensa está demoliendo, se reservarán para viviendas y el resto será para uso público: habrá 36,5 hectáreas de zonas verdes, 20,4 hectáreas de equipamientos sociales, culturales... y casi nueve hectáreas de usos deportivos. También se prevé construir un gran intercambiador de transportes.

La responsable municipal ve con buenos ojos la decisión de que sea Sepes el ente encargado de liderar el proyecto. "Creo que la decisión de traspasar los terrenos a Sepes es acertada. Es una empresa del Estado y han aprendido de experiencias anteriores". La responsable de Urbanismo en el Ayuntamiento de Madrid recuerda cómo el Gobierno central dio la gestión de la prolongación de la Castellana -el otro gran proyecto urbanístico de la ciudad, conocido como Operación Chamartín- a promotores privados y el resultado no ha sido el esperado. Aunque Martínez desliza cierta crítica por el retraso del proyecto en Campamento: "Han demostrado una capacidad de gestión menor a la esperada. Podían haber acelerado los trabajos: poner en marcha las viviendas protegidas, que es lo que ahora tiene demanda. Consultaron al Ayuntamiento si podían hacer unidades de desarrollo fraccionadas -para comenzar poco a poco- y les dijimos que sí. Por eso una cosa es lo que querían hacer y otra lo que han hecho".

El traspaso de los terrenos de Defensa a Sepes es importante para avanzar en el proyecto. A partir de ahora se creará una comisión gestora de la Junta de Compensación, que presentará ante el Ayuntamiento el proyecto de urbanización, que estará terminado en noviembre. Fuentes del Gobierno precisan que la urbanización de los terrenos se hará por fases. "Las obras comenzarán en cuanto el Ayuntamiento apruebe el proyecto de urbanización", apuntan las mismas fuentes. Corredor precisa: "El próximo mes presentaremos el proyecto al Ayuntamiento de Madrid y, en cuanto lo apruebe, sacaremos inmediatamente a licitar las obras de urbanización. Mientras tanto, las máquinas seguirán trabajando en las tareas de demolición y descontaminación de suelos".

La exministra de Vivienda asegura que, en cuanto las obras de urbanización estén lo suficientemente avanzadas, se podrían simultanear los trabajos de urbanización con los de edificación, de forma que se pongan a disposición de los ciudadanos las viviendas y los equipamientos lo antes posible. "Eso significa, si todo transcurre con normalidad, que en 2013 se podría comenzar con la venta de las primeras parcelas a los promotores para la edificación de las viviendas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de octubre de 2011