Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuando Gürtel se adelantó a la crisis

El Ayuntamiento de Majadahonda tuvo la 'suerte' de tener una crisis particular en 2005 que se hizo evidente con la salida del exregidor Guillermo Ortega, imputado desde 2009 en el caso Gürtel. Según reconoce el propio Ayuntamiento encabezado por Narciso de Foxá, cuando Ortega abandonó la alcaldía dejó "una difícil situación económica". "No sé si podemos decir que hemos tenido algo de suerte, ya que nos adelantamos a la crisis". Con un déficit de 33 millones de euros que en estos momentos es de seis, "y que esperamos dejar en cero para el próximo ejercicio", adelanta el regidor popular.

Para el Consistorio, desde la entrada de Narciso de Foxá se han puesto en marcha hasta cinco planes de contención del gasto público: "Que nos han permitido reducir el déficit y cerrar las cuentas cada año con superávit desde 2005". "Hemos actuado con responsabilidad y eso nos ha permitido tener actualmente una situación económica municipal absolutamente sostenible", asegura De Foxá. En la oposición, el socialista Borja Cabezón recela de estos datos suministrados por el equipo de Gobierno: "El alcalde dice que hay seis millones de déficit, pero tenemos que constatar que sea así, y que no traten de esconder en el próximo presupuesto otras deudas", indica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de septiembre de 2011