Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El agujero económico municipal abre la puerta a despidos e impagos

PP y PSOE cruzan acusaciones sobre la responsabilidad y necesidad de los recortes

El alcalde de Leganés, Jesús Gómez (PP), fue esta semana el invitado de los desayunos que organiza en la calle de Génova el líder regional de su partido, Francisco Granados. Gómez, recién llegado tras ganar las elecciones en mayo, aseguró que se había encontrado un "agujero monumental" en las cuentas municipales y que por ello tendrá que hacer recortes. "Algunos de ellos dolorosos".

No es un caso aislado. Los Ayuntamientos se enfrentan a serios recortes en sus presupuestos, que en los casos más dramáticos conllevan el despido de empleados municipales, como sucede Collado Villalba, o la congelación de los pagos a las empresas que prestar los servicios de limpieza, como ocurre en San Martín de Valdeiglesias.

A la dramática bajada de los ingresos por la enajenación de los terrenos municipales y por el cobro de tasas relacionadas con la construcción, se añaden la exigencia del Gobierno central de que los Consistorios devuelvan el dinero que recibieron de más en los años 2008 y 2009.

Además, el Ejecutivo que preside José Luis Rodríguez Zapatero amenaza a los municipios que no presenten las cuentas antes del plazo previsto con retener a partir de octubre el dinero que les corresponde recibir de la Administración central.

El cambio de signo político en la treintena de Ayuntamientos de la Comunidad que pasaron de manos del PSOE al PP dio pábulo para que los nuevos alcaldes airearan las vergüenzas de las cuentas socialistas. Pero poco después fueron los Consistorios que el PSOE arrebató al PP (tan solo seis, y todos de menos de 10.000 habitantes) los que denunciaron el despilfarro de los anteriores regidores, quizá para contrarrestar el impacto de las críticas recibidas.

La estrategia de los nuevos alcaldes del PP consistió en ir denunciando casi día a día lo que iban encontrando a medida que fiscalizaban cada una de las concejalías, una acción muy similar a la que llevó a cabo su secretaria general, María Dolores de Cospedal, tras acceder a la presidencia de Castilla-La Mancha.

El primer Gobierno local en acometer recortes ha sido el de Collado Villalba. Su alcalde, Agustín Juárez (PP), anunció esta semana una reducción de la plantilla de personal del Consistorio del 20% para recortar la deuda, que ha cifrado en 110 millones de euros. Esta decisión, que la oposición critica, se adopta para "garantizar los servicios esenciales".

El Ejecutivo municipal también reducirá un 20% el presupuesto asignado a los servicios de limpieza y recogida de basura; y el gasto de suministro de electricidad, agua y telefonía.

También revisará todas las subvenciones municipales; suspenderá el servicio de seguridad privada; reducirá un 50% la publicidad institucional; y abordará una bajada de los sueldos que perciben los miembros de la Corporación.

El anterior alcalde de Villalba y actual secretario general de los socialistas del municipio, Pablo González, ha acusado a Juárez de "mentir", lamentando que, en su opinión, haya dinero para contratar a gente del PP y no para mantener los puestos de trabajo de un centenar funcionarios.

2Para afrontar estas deudas, los municipios de la Comunidad han anunciado recortes en personal, alquileres e incluso telefonía.

ALCORCÓN Deudas en colegios

David Pérez es uno de los más beligerantes de su partido en cuanto a atacar al anterior alcalde socialista, Enrique Cascallana, del manejo que hizo del presupuesto. El equipo de Pérez cifra en 250 millones el agujero, 135 de deuda financiera y 115 a proveedores (agua, electricidad, imprenta, incluso pequeños comerciantes). Los anteriores gestores la rebajan a 60, en previsión a conceptos que tenían que haber ingresado y no lo habían hecho el día que tuvieron que abandonar la oficina.

Pérez, a falta de concretar sus medidas de mayor impacto, ha reducido el número de directores generales de 27 a 9, ha acabado con una docena de cargos de confianza y ha reducido algunos sueldos en un 20%. El recorte también pasa, según explica uno de sus asesores, en aprovechar mejor los inmuebles propiedad del Ayuntamiento, ya que algunas concejalías estaban ubicadas en edificios por los que se pagaba alquiler cuando había propiedades sin utilizar. Esta misma semana el ayuntamiento ha revelado que aún se adeudan a colegios lo gastado el curso pasado en pizarras, ordenadores y becas de comedor. Por último, un asesor cifra en 900.000 euros la deuda que había con la Seguridad Social en cuanto a la cuota obrera inaplazable, que ya ha sido subsanada.

El equipo de prensa de Pérez ha convocado a la prensa mañana en el Tribunal de Cuentas para revelar "un asunto bastante potente". "Va a merecer la pena", anticipan.

COLLADO VILLALBA Recortes en personal

Agustín Juárez, el nuevo alcalde, del PP, cifra el agujero en 110 millones de euros y ha anunciado una reducción de plantilla del 20%, así como una reducción de la misma cantidad en el presupuesto asignado a los servicios de limpieza, entre otros. Los socialistas aseguran que el déficit es mucho menor al hecho público por el regidor, cifrándolo en 40 millones de euros. Pablo González, anterior alcalde de Villalba y actual secretario general de los socialistas de este municipio, ha acusado al primer edil de "mentir", lamentando que haya dinero para contratar a "gente del PP" y no para mantener los puestos de trabajo de 100 funcionarios.

TORRELODONES Y EL BOALO Ajustes con proveedores

Otras situaciones dramáticas las sufren los alcaldes de Torrelodones y El Boalo: Elena Biurrun y Javier de los Nietos, respectivamente. Biurrun, de Vecinos por Torrelodones, que apartó al PP de la alcaldía tras una década, mantuvo el viernes una reunión con los funcionarios. "Para saber exactamente en qué situación estamos", se lamenta esta alcaldesa, que hace una semana se enteró por EL PAÍS de que el anterior equipo de Gobierno, del PP, no había presentado las cuentas al Ministerio, por lo que no podría contar con el dinero procedente de la Administración central desde octubre: "Nadie nos dijo nada, pero ahora todo se ha solucionado, ya que el Ministerio ha dado un mes más para presentar las cuentas, y ya podemos solucionarlo todo", dice. Además, el concejal de Hacienda y Personal, Luis Collado, que explica que la deuda total es de 15 millones de euros, asegura que el Consistorio tendrá que devolver dos millones al Gobierno central en virtud de la Ley de Economía Sostenible por haber recibido ese dinero de más. "Tenemos unos gastos de personal muy elevados, suponen más de la mitad del presupuesto, por lo que tenemos poco margen para invertir. El recorte vendrá de ajustar los precios con los proveedores, sin asfixiarles, algo posible ya que las contrataciones se hicieron de una forma un tanto alegre", explica este edil de Vecinos por Torrelodones.

El primer edil de El Boalo, Cerceda y Mataelpino, Javier de los Nietos (PSOE), al contrario que Biurrun, ya sabe en qué situación se encuentra el Consistorio que arrancó al PP: "La deuda supera los ocho millones de euros. Es una locura para un Ayuntamiento que tiene un presupuesto anual de 7 millones de euros", se lamenta el regidor socialista. La particularidad de las cuentas de El Boalo es que la anterior alcaldesa, Carmen Díaz, promovió la construcción de dos edificios que tenían que ser pagados con la venta de terrenos municipales. Pero estas subastas quedaron desiertas y el nuevo alcalde afronta una deuda con una constructora de más de 4 millones de euros: "La empresa está en concurso de acreedores, lo que complica el problema. Pero también hay que pagar 250.000 euros por los intereses de demora. Estamos estudiando todo para saber qué hacer", relata De los Nietos.

GRIÑÓN Situación crítica

El viernes se llevó a cabo la primera moción de censura contra un alcalde en esta legislatura, en este caso el de Griñón, el popular Juan Ramón Navarro. La razón de los partidos independientes que con el apoyo del PSOE cambian de regidor sin haber pasado ni si quiera 100 días desde las elecciones, es el mal estado de las arcas municipales. Navarro se marcha reconociendo una deuda de seis millones de euros. Sostiene que tenía diseñado un plan para acabar con ella en función de los ingresos que esperaba obtener. Sin embargo, María Antonia Díaz, ex compañera del PP que ahora milita en un partido independiente cifra ese monto en 18 millones. Como prueba, este periódico ha tenido acceso a las facturas acumuladas con tres de los principales proveedores, que suman 5,8 millones de euros. Las primeras facturas sin pagar corresponden a 2007. "La situación era muy crítica y por eso hemos tenido que dar este golpe de timón", se reafirma Díaz. Parte de la deuda, para que no afecte al funcionamiento diario del Ayuntamiento, espera financiarla con un crédito ICO, y promete congelar los impuestos directos que se habían subido en los últimos años a los vecinos.

ALCALÁ DE HENARES Ahorro en telefonía

el PP de Bartolomé González, que logró repetir como alcalde pese a perder la mayoría absoluta, ha decidido meter la tijera: gastará nada menos que un 70% menos en teléfonos móviles, lo que supone un ahorro de 120.000 euros anuales. También pagará un 50% menos en alquileres de inmuebles para dependencias municipales (310.000 euros de ahorro al año). Estas medidas se adoptan después de anunciar un ahorro de 3,5 millones de euros al reducir la estructura del Gobierno municipal. El nuevo ejecutivo local ha pasado de nueve a cuatro tenencias de alcaldía y ha recortado en un 30% los empleados de libre designación. Esta reorganización supone un ahorro de 900.000 euros anuales según el Consistorio, que tiene una deuda de 210 millones de euros, según denuncia la oposición.

SAN MARTÍN DE VALDEIGLESIAS Problemas con la limpieza

Su nuevo alcalde, el socialista José Luis García, asegura que la deuda supera los ocho millones de euros. Pero el principal problema lo tiene este municipio para pagar los servicios de limpieza y recogida de basuras: "El anterior equipo de gobierno del PP privatizó estos servicios, por lo que ahora son más caros. Pero lo privatizan con unos contratos que son imposibles de cumplir. Ahora lo que tendremos que hacer es llegar a un acuerdo para mantener el servicio", explica García, que recuerda que todos los municipios gobernados por el PSOE tras expulsar al PP están en la misma situación. "En San Martín, el PP llevaba sin aprobar las cuentas desde 2007, y la deuda con los proveedores es de más de siete millones de euros".

BOADILLA DEL MONTE Reducción de sueldos

Este municipio era uno de los pocos de más de 20.000 habitantes de la Comunidad de Madrid que no presentó sus cuentas al Ministerio, por lo que podía haber sufrido la congelación del dinero procedente del Gobierno central. Pero una vez subsanada esta situación, el equipo de Gobierno del PP tiene intención de reducir el 15% los presupuestos del próximo año. Esta reducción se producirá tras la bajada de los sueldos del personal de confianza, que se reduce el 20%. También se reducirá el precio de los seguros hasta el 20%. Los sueldos de los cargos de confianza caen una media de 6.120 euros al año, ya que las retribuciones pasan a ser las mismas que en 2007. Ningún cargo de confianza cobrará más de 45.000 euros, frente a los 73.000 que llegaron a cobrarse en la legislatura anterior.

LEGANÉS Baile de números

Quizá el municipio donde se produce el mayor baile de números entre la anterior corporación, PSOE, y la nueva, del PP, liderada por uno de los delfines de la presidenta Esperanza Aguirre, Jesús Gómez. Este, cifra la deuda en 88 millones: 44 reconocida ante el Ministerio de Hacienda, 20 de remanente negativo de crédito según la liquidación de 2010, 14 que reclama Hacienda por anticipos, 12 de déficit de caja de lo que llevamos de ejercicio. Los socialistas aseguran que en el mes de enero el déficit alcanzaba los 20 millones. Una auditoría pedida a una consultora debe arrojar luz sobre el asunto.

POZUELO DE ALARCÓN Plan de ahorro

La alcaldesa de Pozuelo de Alarcón, Paloma Adrados, ha anunciado un plan de ahorro de cerca de un millón de euros. Ella prescindirá del coche oficial, del puesto de conductor y de la tarjeta de crédito asignados al alcalde. También ha suprimido los gastos de representación de los concejales así como las dietas de todas las empresas municipales.

Por otro lado, la alcaldesa aseguró que reducirá los viajes al mínimo necesario y que ya se ha rebajado en un 35% el personal de confianza. Asimismo, dio instrucciones para que se trasladen algunos de los servicios del Ayuntamiento a locales propios con el consiguiente ahorro en el alquiler de estos espacios. En este sentido, Adrados anunció que se van a renegociar los contratos de telefonía móvil -y que se licitará a través de subasta-, así como la papelería, las impresoras y las fotocopiadoras del Ayuntamiento.

HUMANES Deudas con bancos

El Ayuntamiento de la localidad arrastra una deuda de 40 millones de euros que prácticamente dobla el presupuesto municipal. Del total, cuatro millones corresponden a deudas contraidas con entidades bancarias, según información municipal, y el resto se engloba en impagos a proveedores.

Desde que es alcalde José Antonio Sánchez se han acumulado en interes 1,3 millones más por procesos judiciales abiertos por impagos, y desde el Ayuntamiento temen que se eleve la cantidad a 11 millones de euros. En octubre el alcalde espera poder saber con exactitud cuánto se debe e iniciar un plan de saneamiento financiero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de septiembre de 2011