Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Villalba y Leganés abren la puerta a recortes en las plantillas municipales

El alcalde de Collado Villalba afirma que es un "lujo" tener 600 empleados en el Ayuntamiento mientras que al de Leganés le sobran 800 trabajadores

Después de los despidos en la plantilla municipal de Parla, otros dos municipios alertan de posibles recortes. Al alcalde de Collado Villalba le parece un "lujo" tener 600 empleados municipales mientras que al consistorio de Leganés le "sobran" unos 800. El alcalde de Collado Villalba, Agustín Juárez, ha advertido este viernes que el Ayuntamiento de la localidad "no puede permitirse el lujo" de tener una plantilla de 600 empleados y ha anunciado que el presupuesto del año 2012 llevará consigo amortizaciones de personal interino o laboral que reduzca una plantilla que se encuentra "sobredimensionada". Se sumarían a los recortes ya aprobados en los ayuntamientos de Parla -al que le ha costado el pacto de Gobierno con IU- y al de Fuente el Saz.

El alcalde de Leganés, Jesús Gómez, ha tenido que matizar unas declaraciones realizadas recientemente en las que aseguró que podrían sobrar hasta 800 trabajadores municipales, y que ha provocado la reacción en contra de los sindicatos representados en el Consistorio. "Hay 1.800 empleados y la plantilla no ha dejado de crecer cuando se han ido externalizando la mayor parte de los servicios, esto es una realidad y no significa que vayamos a despedir mañana a 800 trabajadores, pero sí que la plantilla esta sobredimensionada y que debe tender en principio a estabilizarse en el futuro y después a disminuir", ha remarcado.

Gómez (PP) ha explicado que el Consistorio dispone de "los mismos trabajadores o más que hace años cuando todos los servicios se prestaban a través del Ayuntamiento". "El capitulo I que recoge todo lo referido a sueldos, salarios y lo relativo a personal se lleva el 50 por ciento por presupuesto real de los ingresos", ha subrayado, para añadir que esta situación "merece una reflexión y actuaciones en el sentido de ir reduciendo gradualmente la plantilla y los costes de personal".

El regidor de Collado Villalba, también del PP, ha declarado en un desayuno informativo acompañado del secretario general del PP madrileño, Francisco Granados, que "habrá que amortizar plazas de interinos o laborales, que es en lo que estamos trabajando". El primer edil ha dicho que estas medidas se tomarán en base a dos criterios: "económicos, pues no hay dinero para pagar el 100 por cien de la estructura de personal, y estructurales, de manera que todos los servicios de la ciudad estén perfectamente atendidos con el personal que va a funcionar a partir de 2012".

"No podemos pagar más y la plantilla estaba sobredimensionada básicamente por concursos públicos que el PSOE ha venido realizando en plazas que eran innecesarias o la concatenación de trabajos temporales", ha dicho, para añadir que estos cambios se llevarán a cabo "sin que a los vecinos les afecte".

Juárez ha advertido que el año 2012 comenzará con "125 millones de euros sobre un presupuesto de 160 millones" como consecuencia de que el municipio sea un "barco a la deriva" que hay que "reflotar equilibrando el presupuesto" como consecuencia, a su juicio, de la gestión del anterior equipo de Gobierno. De ahí que las cuentas para el próximo año vayan a incluir importantes medidas de ahorro. "Se van a tener que ver afectadas todas las áreas", ha confirmado el primer edil, que ha hablado de "jubilaciones, prejubilaciones, ajustes en empresas, reducir espacios", etc.

En Alcorcón también empieza a oirse la posibilidad de que el Ayuntamiento apruebe recortes para compensar la deuda municipal. El sindicato Comisiones Obreras anunció el pasado martes que el gobierno local les había trasladado su decisión de despedir personal interino municipal de cara a la configuración de los nuevos presupuestos para el año 2012. El sindicato indicó que el equipo de gobierno no había precisado qué número de trabajadores se verán afectados por la medida. Ese mismo día el alcalde de Alcorcón, David Pérez, presentó ante la comisión de duplicidades de la Asamblea de Madrid el Informe de la Intervención del Ayuntamiento que acredita que Alcorcón tiene una deuda de 250 millones de euros.