El Gobierno libera al inmigrante que apoyaba el 15-M

El inmigrante argelino Sid Hamed Bouziane fue puesto en libertad a las 19.45 de ayer tras 28 días en el Centro de Internamiento para Extranjeros (CIE) de Málaga, después de que el Gobierno dejara sin efecto la orden de expulsión que pesaba sobre él. La salida de Bouziane representa un triunfo del movimiento 15-M, que se movilizó para evitar su deportación. El inmigrante temía por su vida si era repatriado. Según él, escapó de Argelia cuando las autoridades trataron de infiltrarlo como espía en el terrorismo islamista.

La Subdelegación del Gobierno en Málaga paralizó la expulsión después de que el pasado sábado Bouziane se casara por el rito musulmán con su novia española, Candela Mayorga. Hoy formalizarán su unión en el Registro Civil.

Más información
Un grupo del 15-M en Málaga intenta frenar una deportación
Libertad para los cuatro miembros del 15-M detenidos por parar un furgón de la Policía
Dos inmigrantes se fugan del CIE de Málaga
"El 15-M no se está dispersando con el tema de los CIE"
Un purgatorio antes de la expulsión

En la plaza de Capuchinos de Málaga, donde se encuentra el CIE, casi 100 personas levantaban los brazos en muestra de paz, y cantaban Libre, de Nino Bravo. Hasta que las puertas del CIE se abrieron, y salió Bouziane llorando de alegría. "Gracias", es lo único que acertó a decir en español.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS