Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno pide calma a los agricultores y habla con París

La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, intentó ayer templar los ánimos de las asociaciones agrarias ante los ataques sufridos por los camiones españoles en Francia la última semana. Tras mantener una conversación telefónica con el ministro francés de Agricultura, Bruno Le Maire, Aguilar aseguró que Francia ha adquirido el "compromiso firme" de garantizar la libre circulación y la seguridad de los camiones españoles en su territorio, y llamó a la calma a los agricultores, que el viernes no descartaron el boicot contra productos galos y amenazaron con cortar la autopista AP-7 en dirección a Francia a su paso por La Jonquera (Girona).

"Confío plenamente en nuestros agricultores y en que van a saber esperar a ver los resultados que ha dado el trabajo que hemos venido realizando", manifestó Aguilar.

"Hay un compromiso firme del Gobierno francés y de la Gendarmería de redoblar esfuerzos y efectivos y garantizar la libre circulación de mercancías, la seguridad del transporte y la seguridad en los almacenes españoles", declaró la ministra. Aguilar se mostró crítica con la actuación de las autoridades galas hasta ahora. "No puede ser que se esté impidiendo que haya un transporte normal de frutas y verduras españolas mientras los gendarmes miran para otro lado", afirmó.

Los productores franceses pagan con la fruta española su indignación por el hundimiento de los precios. Rosa Aguilar adelantó que Francia y España plantearán a la Comisión Europea una propuesta conjunta para reforzar los mecanismos de regulación de mercado, con el fin de mitigar el problema.

Camiones valencianos

El presidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, también terció ayer en la crisis. Fabra consideró "lamentable" que en la Unión Europea se permitan agresiones de estas características y pidió al Gobierno "la máxima seguridad" para los camiones que transportan mercancías españolas, en especial para los de su comunidad.

Varios camiones valencianos han sido boicoteados por los agricultores franceses en los últimos días. Juanjo Arnedo, propietario de una de las empresas afectadas, declaró ayer a Levante que los agricultores galos prendieron fuego el viernes a uno de sus camiones "sin que los gendarmes hicieran nada".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de agosto de 2011